Comparecencia

Zapatero dice que las subidas de impuestos serán limitadas y temporales

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que los ajustes, los cambios o las "subidas" de impuestos que el Gobierno decida serán "limitados y temporales". En su vuelta tras las vacaciones, Zapatero también afirmó, sobre la crisis, que cree que "lo peor de la recesión económica y de la destrucción de empleo ha pasado" pero, advirtió, que aún "quedan por delante meses difíciles".

Zapatero subirá los impuestos de manera "limitada y temporal"
Zapatero subirá los impuestos de manera "limitada y temporal"

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Zapatero subrayó que la presión fiscal española está siete puntos por debajo de la media europea y que el Ejecutivo que preside "ha bajado impuestos", entre los que citó el de Sociedades o el IRPF, además de la supresión del tributo sobre el patrimonio, aunque añadió que "la política fiscal debe responder a la situación económica".

Zapatero aseguró que en cualquier caso su intención es "preservar y mantener la moderación fiscal" en lo que afecta a las empresas y en lo que se refiere, sobre todo, a la imposición en torno al trabajo, para poder estimular la creación de empleo.

El jefe del Ejecutivo explicó que los Presupuestos Generales del Estado para 2010 tendrán como principal objetivo la recuperación económica, pero también deben recoger una reducción del gasto público para estabilizar las cuentas y conseguir que el déficit del conjunto de las administraciones esté por debajo del 3% del PIB en 2012, como así demanda la Comisión Europea. EFE

Asegura que lo peor ha pasado pero quedan "meses difíciles"

En su comparecencia posterior al Consejo de Ministros, Zapatero señaló que aunque la caída de la economía se está ralentizando ya en términos trimestrales y hay países como Francia o Alemania que han vuelto a crecer, "esto no supone que la recuperación vaya a ser inmediata".

Añadió que el PIB de ambos países empezó a caer antes que el español, de ahí que hayan empezado a recuperarse antes, y en cualquier caso consideró una buena noticia para España que estas dos economías estén ya mejorando.

Además valoró el hecho de que los indicadores del sistema financiero, en el que se originó la crisis internacional, "han evolucionado favorablemente y eso ha de representar una base sólida para la recuperación".

Dispuesto a cambiar la fecha límite para que más parados reciban la ayuda de 420 euros

También reiteró que el Gobierno está abierto a modificar la fecha de la ayuda de 420 euros para los desempleados que hayan perdido la prestación para beneficiar a más personas, de acuerdo con los sindicatos y los grupos parlamentarios. Actualmente los beneficiarios de dicha medida son únicamente aquellos desempleados que hayan perdido su prestación desde el 1 de agosto.

Zapatero subrayó la "dificultad" de evaluar cuántas personas podrán solicitar y acceder a esta ayuda, por lo que dijo que cualquier estimación que se haga habrá que tomarla "con muchísima cautela" independientemente de la fecha.

El presidente afirmó que durante todo el proceso de recesión el Gobierno ha mantenido un objetivo "irrenunciable", que es preservar la cohesión y la protección social y el estado de bienestar.

Por ello, prosiguió el presidente, el Ejecutivo ha mantenido el compromiso en materia de pensiones, salario mínimo, extensión de la ley de la dependencia y, "ante todo", en la protección ante el desempleo.