Grecia comienza a controlar sus feroces incendios

Algunos de los fuegos que acechaban la capital, controlados gracias a la disminución de la velocidad del viento

A pesar del humo y del fuego que aún continúa, Grecia respira algo más aliviada ya que parece que se le ha puesto freno a los devastadores incendios que amenazaban la capital griega. La luz del día dejaba ver cómo han quedado las más de 20.000 hectáreas de bosque que han ardido en las últimas jornadas. Zonas extensísimas de tierra quemada aunque el paisaje también deja ver algunos árboles que han resistido al infierno vivido. Los retenes se encuentran en la zona todavía, en estado de alerta por la posible reactivación de las llamas por el viento, que va perdiendo intensidad y contribuye a frenar el avance de los incendios.