Movilizaciones

Ex trabajadores de Nissan cortan el acceso a la planta de Barcelona

Un grupo formado por más de un centenar de ex trabajadores de Nissan bloqueó durante la mañana de ayer la factoría de la Zona Franca de Barcelona en protesta por los 700 despidos que la empresa realizó el pasado julio.

Los manifestantes, la mayoría de ellos afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) que la empresa planteó el pasado mes, llegaron a la factoría a las 5.30 horas y cortaron el paso a los autocares de trabajadores que empezaban su turno a las seis de la mañana. Ayer era la primera jornada laboral en la factoría tras las vacaciones de verano.

La protesta afectó también a los empleados que comenzaban el turno a las ocho de la mañana, que tuvieron que acceder a la fábrica por puertas secundarias y en algunos casos custodiados por los Mossos de Esquadra, según explicó el responsable de USOC en Nissan, Pedro Ayllón. Los manifestantes, que llegaron a ser 400 personas en algunos momentos al sumarse de forma solidaria trabajadores de la fábrica, abandonaron la zona a las 14 horas, lo que permitió recuperar la normalidad en los alrededores de Zona Franca.

Los afectados por el expediente denuncian que los despidos han sido "discriminatorios" y que se han llevado a cabo sin tener en cuenta las circunstancias personales y "basándose en la afiliación sindical".

De hecho, la protesta, que fue convocada al margen de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, reunió principalmente a ex trabajadores afiliados a USOC y CGT, que aseguran que son los más afectados por el expediente. El departamento de Trabajo de la Generalitat catalana autorizó a finales de julio el ERE presentado por la automovilística Nissan para un total de 698 trabajadores de las plantas de Barcelona.

La aprobación del expediente derivó en un cruce de acusaciones entre los sindicatos con representación en Nissan. CGT acusó al resto de centrales sindicales de ser responsables de los despidos.