Problemas financieros

Reader's Digest se declara en quiebra en Estados Unidos

Reader's Digest Association, una de las mayores editoriales de libros y revistas del mundo, anunció hoy que ha declarado en quiebra su negocio en Estados Unidos, para llevar a cabo una reestructuración de sus actividades en este país bajo supervisión judicial.

La compañía explicó en un comunicado que ha llegado a un principio de acuerdo con el 80 por ciento de sus acreedores para reducir su deuda de manera significativa y fortalecer su situación financiera de cara al futuro.

Esta operación, que ya adelantó Reader's Digest la semana pasada, afecta sólo a los negocios de la firma en Estados Unidos, y no a los desarrollados en Canadá, América Latina, Europa, África, Asia, Australia o Nueva Zelanda.

"Nuestras operaciones comerciales se mantienen sólidas, con una caída prevista de los ingresos en el ejercicio fiscal 2009 de solo un dígito (menos del 10%) a pesar de la recesión", explicó la presidenta y consejera delegada del grupo, Mary Berner, en un comunicado.

Añadió que "estamos deseando resurgir con un balance contable reestructurado y una organización financiera más fuerte que nos permita proseguir con nuestro crecimiento y las iniciativas de transformación".

El acuerdo alcanzado con sus acreedores incluye el intercambio de una parte sustancial de los 1.600 millones de dólares que tiene de deuda garantizada, por una participación en su capital, lo que supone que la propiedad de la empresa pasará a ese grupo prestatario.

Después de haber conseguido 150 millones de dólares en préstamos nuevos para mejorar su liquidez, la empresa prevé salir de ese proceso con una deuda de 550 millones de dólares, lo que representaría una reducción del 75% respecto a los 2.200 millones actuales.

"La compañía ha presentado una serie de propuestas para garantizar que esta petición de protección judicial no afecta negativamente al día a día de sus empleados, clientes o proveedores", explicó Reader's Digest en el comunicado, en el que detalló que tanto vendedores como proveedores "seguirán siendo pagados con normalidad".

En marzo de 2007, Reader's Digest pasó a ser propiedad de un grupo de inversores liderado por Ripplewood Holdings, en una operación que se valoró entonces en 2.400 millones de dólares.

La editorial comercializa libros, revistas, música, vídeos y productos educativos en 78 países y llega a unos 130 millones de consumidores, según datos de la empresa.