Crisis

Los expertos prevén que el Reino Unido salga de la recesión en el tercer trimestre

Tal y como lo hicieron Francia y Alemania en el segundo trimestre, el Reino Unido saldrá de la recesión, pero en el tercer trimestre del año, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) crezca un 0,5% tras cinco trimestres consecutivos de descensos.

Esta es la principal conclusión del Colegio Profesional de Expertos Contables de Inglaterra y Gales (ICAEW, siglas en inglés), que ha aseverado hoy con total confianza que la recesión "ha llegado a su fin" en el Reino Unido.

La organización basa estas afirmaciones en los resultados de su Índice de Confianza Empresarial, que registró en junio la mayor subida de los dos últimos años al pasar de -28,2 a 4,8 puntos.

Según este indicador, los sectores en los que los empresarios muestran ahora un mayor optimismo son el de las nuevas tecnologías de la información y el financiero, que recupera una parte de la credibilidad perdida durante la crisis.

La construcción remonta el vuelo

Asimismo, la construcción también parece remontar el vuelo, después de que diversas encuestas hayan mostrado durante los últimos meses una estabilización en el ritmo de venta de viviendas.

Por el contrario, los sectores sanitario y educativo se resienten especialmente, ante el temor de que el Ejecutivo limite el gasto público para contener el déficit.

Con todo esto, el colegio de contables estima un crecimiento del PIB británico del 0,5% entre junio y septiembre, un dato que, de confirmarse, pondría fin a cinco trimestres en negativo en los que la economía británica ha acumulado una contracción del 5,8%, un registro nunca visto hasta la fecha.

En cualquier caso, la organización ha pedido que estos datos se reciban con cierta cautela y se eviten las reacciones triunfalistas.

"No hay duda de que el Reino Unido está en el camino de la recuperación, pero no debemos subestimar los retos a los que se enfrenta aún el mundo empresarial", ha indicado el consejero delegado del ICAEW, Michael Izza.

Conseguir estabilizar el mercado crediticio, reactivar el consumo y poner freno al desempleo son, según los expertos, algunos de los factores clave que pueden determinar el despegue definitivo de la economía británica.