Dotación

Blanco prevé que el plan extraordinario de obra pública supere los 15.000 millones

El ministro de Fomento, José Blanco, prevé que la dotación del plan extraordinario de inversión en infraestructuras de su departamento en colaboración con la iniciativa privada supere los 15.000 millones de euros previstos, ya que ve la "mejor disposición" en constructoras y entidades financieras pretende para impulsar la construcción de "grandes infraestructuras" en este marco.

El nuevo ministro de Fomento, José Blanco
El nuevo ministro de Fomento, José Blanco

"Soy un poco más ambicioso", señaló Blanco en una entrevista concedida a Europa Press al ser preguntado acerca de si Fomento mantiene el volumen de dotación inicialmente previsto. "Tenemos muchos proyectos en la cabeza que habrá que ir contemplando", incidió, si bien precisó que los objetivos se concretarán durante el último trimestre del año.

En este sentido, avanzó que Fomento mantendrá la inversión pública en infraestructuras en 2010 "en términos parecidos" al máximo e 19.000 millones que alcanzará en el presente ejercicio. "Pretendo mantener la inversión pública en términos parecidos a la media de la legislatura y, por tanto, voy a tratar de conseguir que se aproxime a la inversión que hemos tenido este año", explicó.

Así, recordó que ya en 2009 el Ministerio de Fomento hará la "mayor inversión pública de su historia", derivada de la ejecución de obra pública licitada en ejercicios anteriores, "en algunos casos de hace dos o tres o cuatro años".

Generación de empleo

"Estamos en un momento que va a ser difícil superar en el futuro, con una gran actividad y una movilización de recursos muy importante", incidió el ministro, quien señaló que su preocupación está en garantizar "que el empleo que genera la obra pública no se vea disminuido como consecuencia de los Presupuestos", manteniéndola como una "palanca fundamental" del desarrollo del país y la recuperación económica.

Además, puntualizó que la licitación extraordinaria de 6.000 millones para 2009 que anunció esta semana, de la que 4.500 millones irán destinados a infraestructuras del tren de Alta Velocidad, se verá ejecutada "en años sucesivos, manteniendo la actividad económica y el empleo".

Concesionarias ferroviarias

Por otro lado, Blanco, aseguró que no contempla por ahora "ningún tipo de privatización de ningún servicio ferroviario", si bien admitió que "en su momento habrá que ir transponiendo las directivas comunitarias" en relación con Renfe Operadora.

El ministro Blanco desligó esta cuestión de la posibilidad que estudia su departamento de realizar concesiones a empresas privadas para el mantenimiento de las infraestructuras, tal y como ocurre con las autovías.

En este sentido, incidió en que "no se trata de hacer nada que suponga que los usuarios tengan que pagar peaje", sino de utilizar la actividad privada para generar actividad de impulsar las inversiones que España necesita.

"Hay varias fórmulas, no estamos en tiempos de peajes, estamos en tiempos de generar actividad económica" remachó Blanco, quien señaló que, no obstante, en su momento habrá que ir transponiendo las directivas comunitarias en relación con el operador

Corredor del Mediterráneo

Blanco explicó que la colaboración con el sector privado permitirá impulsar "grandes infraestructuras", entre las que destacó el desarrollo del Corredor del Mediterráneo para viajeros y mercancías, con motivo de su inclusión en las redes transeuropeas de transportes que tendrá lugar a principios de 2010, bajo la presidencia europea de la UE.

El ministro aseguró que "no ve lógico" que este "corredor fundamental" no fuera incluido en 2003, cuando se definió por primera vez el trazado de la red. "No entiendo la razón", señaló.

Asimismo destacó que el modelo español de AVE "está siendo un ejemplo para todo el mundo y lo será más cuando España se convierta el próximo año en el país del mundo con más kilómetros de alta velocidad".

Reforma de la estructura de AENA

Respecto al transporte aeroportuario, Blanco señaló qeu su departamento trabaja "intensamente" para tener lista antes de que acabe el año la definición del nuevo modelo de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) que permitirá canalizar la entrada del capital privado, en torno a un 30%, y a la participación de las comunidades autónomas en aquellos aeródromos con mayor volumen de pasajeros.

"Estamos trabajando intensamente en ello y tendré la oportunidad de presentarlo a los grupos parlamentarios al final del último trimestre del año", avanzó Blanco.

Blanco recordó que la reforma del modelo aeroportuario es un "compromiso adquirido" por Fomento que "se va a cumplir", tal y como anunció durante su primera comparecencia en el Congreso como ministro del ramo donde expresó su voluntad de diálogo con las comunidades autónomas.

Preguntado por la posibilidad de que la participación privada supere el 30% previsto inicialmente, Blanco explicó que se habló de ese porcentaje "siempre que hubiera un control público". No obstante, indicó que aún "no se ha avanzado en esa dirección", ya que todavía se está definiendo el modelo.

"Una vez que lo tengamos definido también abordaremos el proceso de participación del capital privado dentro del modelo. En este momento me preocupa más el modelo y esto es lo que hay que priorizar", indicó.

Blanco plantea una congelación salarial para los funcionarios

El ministro de Fomento de España, José Blanco, anunció que está a favor de congelar los salarios a los funcionarios ante el impacto de la crisis económica, después de que esta semana desatara un debate al declararse partidario de elevar los impuestos a quienes reciben rentas más altas.

En una entrevista con Europa Press divulgada el sábado, el vicesecretario general del gobernante Partido Socialista dijo que había que establecer "niveles de contención" en los salarios de los 2,6 millones de funcionarios de España, sin que por ello los afectados "pierdan poder adquisitivo".

El ministro indicó que el Gobierno afronta tiempos de austeridad por la crisis económica, y reiteró su propuesta de subir los impuestos a las rentas altas para volver "a la senda del crecimiento".