Informe Aetic

Habrá sintonizadores para ver la TDT de pago pero no serán 'made in spain'

El presidente de la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de España (Aetic), Jesús Banegas, afirmó hoy que habrá descofidicadores suficientes para los espectadores que deseen sintonizar el canal de TDT de pago Gol TV, pero bien no serán tecnología española. El Gobierno estimaba que la introducción de la TDT de pago reportaría 1.400 millones a los fabricantes españoles. Además, afirmó que "la urgencia no era necesaria" y que "la precipitación" puede provocar que no haya un descodificador universal.

En declaraciones a un programa de radio, Banegas defendió la aprobación de esta medida, pero incidió en que "la urgencia no era necesaria", ya que perjudicará a las empresas españolas. "La TDT de pago era una oportunidad para nuestra industria, muy bien posicionada, y habría sido una oportunidad para liderar este apartado a nivel mundial", afirmó.

Banegas señaló que habría sido necesario un plazo de seis meses para la aprobación de esta medida, aunque reiteró que la industria española ya está trabajando "deprisa y corriendo" para satisfacer la demanda del mercado. Las estimaciones del Gobierno incluidas en la memoria económica del real decreto ley de la TDT de pago apuntaban a unos ingresos para los fabricantes de descodificadores de 1.400 millones de euros.

Sin descodificadores universales

Además, alertó de que esta "precipitación tonta" podría tener consecuencias en la 'universalización' de los descodificadores. "A día de hoy, no podemos garantizar que el descofidicador será único", apuntó. Según Banegas, esta situación podría obligar a los españoles a adquirir otros descodificadores, lo que conllevaría que "cada casa fuese una cacharrería".

Sin embargo, aludió al "sentido común" para solucionar esta situación. "Es de esperar que se imponga el sentido común, con un único descodificador y que las descargas de contenidos de pago se hagan utilizando una tarjeta con facilidad electronica para diferenciar qué canal queremos descargar y si es o no de pago", matizó.

Respecto al gasto que deberán afrontar los españoles para acceder a esta tecnología, recordó que se trata de un modelo opcional y que corresponde al "imparable avance tecnológico". "Esta renovación ya ha ocurrido antes: la industria innova y enriquece la oferta y la gente libremente decide comprar nuevos productos", concluyó.