Fármacos

AstraZeneca rentabiliza la compra de MedImmune con la vacuna para la gripe A

La vacuna contra la gripe A que AstraZeneca está preparando podría permitirle ingresar 2.300 millones de dólares (1.600 millones) en los dos próximos años. Esto permitiría a la farmacéutica rentabilizar la prima del 21% que pagó al comprar la biotecnológica MedImmune, unos 15.200 millones de dólares (10.674 millones de euros) por encima de la capitalización bursátil de la empresa en el momento de la compra.

AstraZeneca está probando la tecnología de spray nasal utilizada en su vacuna FluMist para el virus H1N1, que infecta de la gripe A. Este medicamento sólo está aprobado en EE UU e ingresó 104 millones de dólares (73 millones de euros) el año pasado. Las vacunas inyectables de su rival Sanofi-Aventis generaron unas ventas de 736 millones de euros.

Pero AstraZeneca, con sede en Londres, espera producir 200 millones de dosis de la vacuna para marzo, lo que, según la consultora Jefferies International, podría generar estas ventas de 2.300 millones de dólares entre 2009 y 2010. Esto convertiría al aerosol en uno de los productos de mejor venta de MedImmune y mitigaría los temores de los inversores de que AstraZeneca pagó de más por la empresa.

A rivales como Sanofi y GlaxoSmithkline les está resultando difícil cultivar las cantidades de virus requeridas para una vacuna contra la gripe A porque la cepa no creció bien inicialmente. Además, las farmacéuticas trabajan contra reloj porque pretenden que los fármacos estén disponibles para septiembre. Los organismos que velan por la seguridad de los medicamentos aseguraron el mes pasado que están dado prioridad en las autorizaciones de los fármacos contra la pandemia.

Hasta el 6 de agosto la epidemia de gripe A había contagiado a más de 177.000 personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud en Ginebra. En España, ya han fallecido 12 personas a causa de esta enfermedad.

La farmacéutica AstraZeneca está en conversaciones con la OMS para que la vacuna contra la gripe A esté disponible en los países en vías de desarrollo.