Minería

El almacén temporal de carbón sigue sin estar definido

El almacén temporal de carbón aprobado por el Gobierno a finales de julio para tratar de dar salida al stock de mineral que está colapsando a las centrales térmicas y a las mineras que las abastecen sigue sin estar definido.

El último Consejo de Ministros antes del verano acordó encomendar a Hunosa la gestión de este almacén y la compra del mineral al que no están dando salida las eléctricas y que ya satura los parques de carbón de las centrales de generación y comienza a acumularse en los de las minas.

El problema es que el Ejecutivo no concretó nada más en su acuerdo. Así que, tres semanas después, la minera pública sigue barajando toda clase de alternativas. Según explicó ayer su presidente, Juan Ramón García Secades, no se descarta ni la construcción de un almacén ad hoc que exigiría entre seis y doce meses de trabajo, ni que el carbón vaya a parar a las instalaciones de Hunosa en Asturias, ni siquiera que se trate de mantener el mineral en los parques de las eléctricas, "aunque ello parece complicado", informó Europa Press. Su intención es poder tener una solución sobre la mesa para la primera quincena de septiembre.

Lo que sí parece que se ha aclarado algo más son los recursos con los que contará Hunosa para llevar a cabo esta tarea. Fuentes del sector señalaron que la empresa dispondrá de 110 millones de euros a través de un crédito extraordinario y que podrá hacer acopio de hasta dos millones de toneladas de carbón. Las mineras prevén que, si no se recupera la demanda eléctrica y las térmicas comienzan a quemar el mineral, el carbón que se va a acumular en los parques rondará el millón de toneladas para finales de año.