Servicios

FCC aprecia señales de mejora en su negocio de mobiliario urbano y publicidad

Una de las actividades que lleva meses lastrando a FCC en el área de los servicios, la del mobiliario urbano, comienza a ofrecer síntomas de recuperación. Íntimamente ligados al mercado publicitario, los soportes de la empresa española han visto mejorar en un 40% la demanda por parte de los anunciantes en su primera plaza: la ciudad de Nueva York.

Si los anuncios en las marquesinas son un indicador callejero de la temperatura de la economía, en las principales capitales del mundo puede decirse que sigue haciendo frío ante la ausencia de grandes campañas. El grupo FCC es testigo de ello, tras ver durante el último año cómo tirita una de sus ramas de diversificación: el negocio del mobiliario urbano. Pero pasado lo peor de la crisis, parece que sus responsables vuelven a atender llamadas de clientes que salen del letargo.

La implantación y explotación de mobiliario en las aceras, servicio que FCC presta a través de la filial Cemusa, le supuso 136,3 millones en 2007; cerró 2008 un 2,5% por debajo, en 132,8 millones, y a finales de junio de este año arroja 49,4 millones y un retroceso del 31,7%.

Pese a que 2009 pinta mal, el síntoma de reacción está localizado en el epicentro del capitalismo, Nueva York. La filial de FCC ha saldado el segundo trimestre con un volumen de ingresos de 6,7 millones en la capital del mundo, una cifra que mejora en un 39,5% los 4,8 millones obtenidos entre enero y marzo.

Cemusa ralentizó su despliegue para adaptarse a la crisis publicitaria

FCC 12,80 0,79%

Probablemente Cemusa tiene en sus manos uno de los mejores productos publicitarios del mundo: las marquesinas y demás soportes exteriores -desde banderolas en las farolas hasta aseos públicos- de la ciudad de los rascacielos. æpermil;sta supone para la empresa española un 23,3% de sus ingresos, en buena parte gracias a un contrato -con fecha de caducidad en 2026- para la instalación, mantenimiento y explotación de 3.300 marquesinas, 330 quioscos de prensa y 20 aseos públicos.

El problema, según distintas fuentes, es que los principales anunciantes eran los gigantes financieros que se agolpan en Manhattan y que no atraviesan momentos como para hacer alardes en imagen corporativa.

Vista la situación, Cemusa decidió ralentizar el despliegue de nuevos soportes y bajar el listón de exigencia en la selección de clientes, ofreciendo servicios a compañías que hasta ahora no tenían acceso a sus espacios, entre otras cosas por precio y porque había que hacer cola.

En todo caso, el dato de junio alumbra un vuelco a favor de la propaganda al otro lado del Atlántico y esto puede ser parte del prólogo que anuncia la recuperación.

Marquesinas con tecnología solar en Miami

Estados Unidos está siendo uno de los mercados de mayor expansión de la española Cemusa. Al gran contrato firmado en 2006 con el Departamento de Transportes de la ciudad de Nueva York, se acaba de sumar otro algo más modesto.

La subsidiaria de FCC ha sido elegida por la Dirección de Transporte del Condado de Miami-Dade (Florida) para la instalación de 200 marquesinas y la explotación de la publicidad insertada en los distintos paneles. Entre las peculiaridades de estas casetas dedicadas a los pasajeros del transporte urbano destaca el uso de energía solar para su iluminación.

Cemusa ya gozaba de presencia en Miami a través de 5.000 soportes; tiene un contrato vigente en Boston, y apunta a otras ciudades estadounidenses como Washington, Atlanta, Filadelfia y San Francisco.

Expectativas

2.000 millones es lo que FCC prevé facturar por el contrato de Nueva York, que le obliga a invertir 100 millones y al pago de un canon de 1.000 millones.