Seguros

Segurcaixa amplía su capital por el tirón del negocio de vida

El tirón del negocio de vida obliga a La Caixa a ampliar, a través de Criteria, el capital de Segurcaixa Holding. La entidad ha recibido 84 millones de euros de su matriz para reforzar la solvencia de Vidacaixa.

A Segurcaixa Holding, la filial de seguros de La Caixa, la ropa le queda pequeña. El crecimiento ha obligado a la compañía a recibir nuevos fondos de su matriz. El desembolso tiene como objetivo mantener la solvencia de Vidacaixa, entidad especializada en productos de ahorro y riesgos personales.

La inyección de capital, que fue aprobada el pasado junio, se ha estructurado en tres pasos. En primer término, Segurcaixa Holding ha recibido 84 millones. Esta cantidad es resultado de la suma de 70 millones de capital suscrito y de otros 14 millones correspondientes a la prima de emisión. El dinero fue aportado íntegramente por Criteria, la sociedad que reúne las participaciones industriales de la caja barcelonesa.

En segundo lugar, se han transferido 90 millones de euros de capital pendientes de pago a Vidacaixa. Un 80% de este dinero -o lo que es lo mismo, 72 millones- fue ingresado por Segurcaixa Holding y el 20% restante (18 millones) por Criteria.

Destaca la marcha de los planes de ahorro sistemático y de las rentas vitalicias

Por último, se aprobó una nueva ampliación de capital de Vidacaixa de hasta 150 millones de euros. De esta cantidad ya se han desembolsado 37,5 millones, un 25% del total. Criteria ha pagado 7,5 millones en esta ocasión, mientras Segurcaixa Holding contribuyó con 30 millones. Para materializar estas operaciones, además de la inyección inicial de Criteria, Segurcaixa Holding ha hecho uso de 18 millones de euros que tenía en tesorería.

Al cierre del primer trimestre de 2009, las primas de ahorro de Vidacaixa crecían a un ritmo del 121% en términos interanuales. Sumaron 717 millones de euros gracias al tirón de los planes de ahorro sistemático (PIAS) y los seguros individuales de rentas. Entre tanto, las primas de riesgo repuntaron un 15,3%, hasta 257 millones.

Al acabar 2008, la ratio de solvencia de Segurcaixa Holding era del 230%. Es decir, su patrimonios propio no comprometido era 1,3 veces la cuantía exigida por ley.

MGS acaba con las derramas pasivas

Mutua General de Seguros (MGS) pone al día los deberes de sus socios. La entidad catalana ha decidido eliminar el régimen de derramas pasivas de su carta fundacional. Esta es una figura habitual entre las mutuas que implica que, si la entidad quiebra un día y su patrimonio no es suficiente para atender sus deudas, sus socios pueden verse obligados a desembolsar una prima anual destinada a satisfacer las obligaciones pendientes con los acreedores. En MGS, antes de adoptarse este paso, era necesario lograr el visto bueno de sus 359.000 mutualistas reunidos en asamblea.

La aseguradora ha eliminado esta potencial obligación a raíz de su fusión con Euromutua. La firma aragonesa, que reúne a 156.000 socios, no tenía un régimen de estas características. Con este cambio, explican en MGS, "se equiparan los derechos de ambos grupos de socios a la situación más beneficiosa". Para paliar la erradicación de la derrama pasiva, MGS ha aprobado una ampliación de su fondo mutual de 1,6 millones de euros, de forma que éste asciende a 10 millones. La inyección se efectúa con cargo a reservas.