Aerolíneas

Los trabajadores de Spanair aceptan las mejoras para el traslado y cancelan la huelga

Los trabajadores de los Servicios Centrales de Spanair en Palma de Mallorca aceptaron ayer en asamblea la nueva propuesta de la dirección que contempla mejoras salariales tanto para quienes opten por trasladarse a la capital catalana como para quienes opten por rescindir su contrato.

El acuerdo deja sin efecto las jornadas de paro previstas para los lunes y viernes de este mes. Los trabajadores también habían amenazado con llevar a cabo una huelga indefinida si no se alcanzaba el pacto. Spanair ofrece a los trabajadores que opten por dejar la empresa una indemnización de 20 días por año trabajado más 750 euros por cada año se servicio en la compañía. Además, pagará 4.000 euros a quienes se decanten por el cambio de puesto de trabajo.

La nueva propuesta de la dirección de Spanair fue aprobada con un total de 117 votos a favor, 43 en contra y 7 abstenciones. La medida acepta a un total de 480 empleados. Los interesados en acogerse al traslado deberán comunicarlo antes del 1 de septiembre, ya que la compañía sigue manteniendo el calendario para hacer efectiva la mudanza. La aerolínea, propiedad ahora de un consorcio de inversores públicos y privados encabezado por la Generalitat de Cataluña, empezará a operar en su nueva sede de la Plaza Europa de l?Hospitalet de Llobregat (Barcelona) el próximo 15 de septiembre.

Los trabajadores de los Servicios Centrales de Spanair en Palma de Mallorca han realizado desde el 7 de agosto cuatro jornadas de huelga para exigir mejoras salariales y elevar las indemnizaciones. La propuesta inicial de la empresa era ofrecer 20 días por año trabajado en 12 mensualidades, el mínimo fijado por la Ley. Los sindicatos también solicitaban prolongar durante seis meses el plazo para hacer efectivo el traslado.

La asamblea de trabajadores celebrada en Palma de Mallorca durante más de dos horas se producía un día después de que los representantes de los trabajadores y directivos de la empresa se reunieran en Madrid para acercar posturas. Tras este acuerdo, la Dirección General de Trabajo del Ministerio ya no tendrá que pronunciarse sobre la petición de los trabajadores de prolongar durante medio año los plazos para cambiar de domicilio.