Energías renovables

ACS pide 370 millones al BEI para financiar la termosolar Manchasol

ACS busca apoyo financiero para una de sus mayores actuaciones en energías renovables. El grupo presidido por Florentino Pérez ha solicitado al Banco Europeo de Inversiones (BEI) un crédito de 370 millones para el complejo termosolar Manchasol, con una capacidad de generación de 100 megavatios (MW) y una inversión de 746 millones.

ACS mantiene su apuesta por explotar el negocio de las energías renovables y trabaja para financiar uno de sus buques insignia, el desarrollo termosolar Manchasol. En un momento en que las vías de financiación son altamente restrictivas por parte de los bancos, el grupo ligado a la construcción se ha acercado al BEI para buscar respaldo a la segunda fase de la planta que desarrolla en tierras de Ciudad Real.

En la solicitud cursada la semana pasada a esa entidad, ACS solicita hasta un máximo de 370 millones, sobre una inversión total estimada de 746 millones. La citada Manchasol se está promoviendo en el municipio de Alcázar de San Juan en dos fases, Manchasol 1 -en construcción- y Manchasol 2, de 50 MW cada una. La previsión es que la instalación esté operativa en su totalidad en 2011 y que se convierta en el tercera mayor de Europa y la cuarta del mundo.

En el caso de Manchasol 2 la inversión prevista por ACS es de 300 millones y se trata de su octava planta de este tipo. Durante el periodo de puesta en marcha y construcción se dará trabajo a cerca de 400 personas y otros 70 puestos fijos se crearán durante su operación.

ACS 37,51 0,73%

En cuanto a Manchasol 1, cuenta con financiación de Caja Madrid y sólo su presupuesto de construcción alcanza los 140 millones.

Experiencia previa

La solicitud al BEI coincide con la decidida apuesta del banco por las inversiones en energías renovables, a las que dedica un mínimo de 800 millones al año, y a que se trata de un viejo conocido de ACS. La entidad participada por los 27 estados miembros de la UE ya prestó respaldo (60 millones) al grupo español en 2006 para los parques granadinos Andasol 1 y 2. Incluso los vendió como proyecto estrella al tratarse del mayor complejo solar instalado en Europa.

Ahora la tecnología que se utilizará en Manchasol es similar a la instalada en Andasol. La técnica, desarrollada por la ingeniería española Sener, se basa en un sistema solar de concentración. Utiliza colectores cilíndrico-parabólicos que componen un sistema de concentración de radiación solar dotado de un mecanismo de seguimiento del sol para que en todo momento la radiación directa incida sobre el tubo receptor. Cuenta además con un sistema de acumulación de energía térmica, lo que dota de mayor eficiencia.

La capacidad de generación de Manchasol permitirá abastecer a 30.000 familias y evitará la emisión de 298.000 toneladas de CO2 al año. El grupo ACS ha realizado en los últimos años una decidida apuesta por las centrales termosolares. Hasta ahora ha invertido más de 500 millones de euros en este campo, pero hasta 2011 serán más de 2.000 millones los que habrá destinado para aumentar su presencia en este área de la energía limpia. Una actividad que está desarrollando a través de la filial Cobra Energía.

En la actualidad ACS tiene en producción Andasol 1 y 2, y Extresol 1. En fase de construcción se encuentran la citada Manchasol 1 y en el plazo de tres años también deberán estar operativos Manchasol 2, Andasol 3 y 4, Extresol 2 y Extresol 3, estos dos últimos ubicados en Extremadura.

En mayo y octubre del pasado año recibió los permisos administrativos para poder arrancar Manchasol.

En energías renovables, ACS también explota 35 parques eólicos, con 1.076 MW de potencia instalada, y tiene otros siete en cartera. Los ingresos del grupo procedentes de la energía verde ascendieron a 128,5 millones el pasado ejercicio, en el que invirtió en este capítulo 2.175 millones.

La opa por Pol-Aqua llega a Bruselas

La constructora del grupo ACS, Dragados, notificó ayer a la Comisión Europea su intención de hacerse con el control de la firma polaca Pol-Aqua. A partir de aquí Bruselas tiene hasta el 17 de septiembre para decidir sobre esta opa presentada el pasado 30 de julio en la Bolsa de Varsovia.

La oferta española afecta al 65,53% del capital de la constructora especializada en obra civil y asciende a 116 millones de euros (27 zlotys por acción). La condición impuesta por el comprador para culminar la operación es que sea aceptada por un mínimo del 49,53% de los títulos, lo que le daría el control de la sociedad.

La Comisión analizará esta opa a través del procedimiento simplificado de control de concentraciones. Un sistema utilizado en fusiones que no parecen presentar efectos negativos contra la competencia.

Pol-Aqua factura 300 millones de euros al año, tiene un Ebitda del 7,7% y un beneficio neto del 3%. Con este paso, ACS se refuerza en Europa del Este, donde Ferrovial, FCC o Acciona también tienen filiales.