Aeropuerto

Blanco reconoce que el apagón de la T4 de Barajas "no fue grave, pero sí preocupante"

El ministro de Fomento, José Blanco, ha reconocido que el apagón registrado el fin de semana en la terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas "no fue grave, pero sí preocupante" porque se trata de un fallo que no puede producirse en una aeropuerto nuevo, en el que "todo debe funcionar a la perfección".

Así lo apuntó hoy durante el acto de presentación de las dos nuevas embarcaciones para Salvamento Marítimo en la Capitanía del Puerto de A Coruña, y señaló que ya se ha abierto una investigación para "esclarecer los motivos de este fallo", al tiempo que reconoció que comprende la "preocupación" que se ha producido por este incidente.

El apagón dejó la T4 a oscuras durante más de una hora debido a una avería en un transformador eléctrico. Además, no funcionaron las escaleras eléctricas, los ascensores, los ordenadores, las puertas antiretorno, el Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes y el tren automático de transporte de viajeros entre el edificio principal y el satélite de la T4, entre otros.

Finalmente, el titular de Fomento reconoció su preocupación porque no funcionó el sistema de emergencia alternativo para estos casos, "algo que para lo que está diseñado", sentenció.