Seguros

Las cajas catalanas en proceso de fusión piden un pacto a sus aseguradoras

Las cajas de Terrassa, Sabadell y Manlleu, que están negociando su fusión, han propuesto a las aseguradoras con las que están asociadas que pacten entre ellas para que la salida de alguno de estos grupos no tenga coste en la entidad resultante de la fusión.

Así lo han propuesto las tres entidades en las conversaciones que mantienen con los grupos Zurich, Aegon y Reale en la mesas de Banca-Seguros, una de las que están concretando la fusión. El problema se remonta a abril de 2008, cuando Caixa Sabadell vendió el 50% de su grupo asegurador al gigante suizo Zurich, por 227 millones de euros, con otros 96 millones pendientes de pago en función de los resultados del negocio. En agosto, Caixa Terrassa vendía un 50% de su grupo asegurador a Aegon y Reale, por 210 millones más otros 115 millones pendientes de pago también condicionados al negocio.

Por ello, la caja resultante de la fusión debería abonar una cantidad que rondaría los 200 millones de euros al grupo asegurador que quede descartado como socio.