Moda

La filial española de H&M redujo un 81% su beneficio durante 2008

La filial española de H&M cerró 2008 con una reducción de su resultado del 81%, hasta 12,5 millones de euros. Detrás de la caída está un cambio en el modelo de negocio del gigante de la moda, ya que relegó a sus filiales de algunas de sus funciones internas, con el consiguiente impacto en la contabilidad de éstas.

Tienda H&M
Tienda H&M

No basta con ser uno de los gigantes del mundo de la moda. Ni con tener algunos de los precios de venta más competitivos del mercado textil. La multinacional sueca Hennes & Mauritz (H&M) también está padeciendo el rigor de la crisis y, sobre todo, su negativo efecto en el consumo.

La compañía nórdica vio cómo su filial en España cerraba el pasado ejercicio -concluido el 30 de noviembre- con una caída de su beneficio neto superior al 81%. De esta forma, su resultado se redujo desde los 65,3 millones de 2007, hasta los 12,5 que obtuvo el pasado año, según consta en la memoria publicada en el Registro Mercantil.

Pero H&M atribuye esta fuerte caída de su beneficio a un cambio estructural de su modelo de negocio. En concreto, en su informe de gestión explica que el 1 de junio de 2007 el grupo constituyó la compañía H&M Hennes & Mauritz GBC (Global Buying Company, en inglés). Se trata de una filial "residente y operativa en Suecia" donde el gigante de la distribución concentra "las funciones y responsabilidades clave dentro de la cadena de valor de las operaciones del grupo".

Siguiendo esta argumentación, H&M señala que la puesta en marcha de este "nuevo modelo de negocio" ha "afectado a sus actividades administrativas, de fabricación y comerciales". Además, apunta que el objetivo de esta reorganización es apoyar "de forma más eficiente la continua expansión del negocio".

En cuanto a cambios concretos, H&M asume que el nuevo modelo ha supuesto el rediseño del flujo de transacciones que se llevan a cabo entre la concepción y la venta final de los productos. También asegura que "en comparación con el anterior modelo, supondrá una valoración diferente del inventario de los beneficios individuales de las organizaciones de ventas situadas en cada país".

En este sentido, H&M reconoce en la memoria de su filial que su rentabilidad se va a ver modificada "como consecuencia del impacto total de nuevo modelo de negocio". "Según la normativa española en materia de precios de transferencia es posible que, a corto plazo, se reduzca el beneficio de la entidad española ya que H&M Hennes & Mauritz GBC asumirá una serie de funciones y riesgos antes asumidos por la entidad local".

Desde la filial española explican que el nuevo modelo define el flujo de bienes en el grupo por zonas de venta y no por países, como sucedía hasta hace dos años. De esta forma, son los centros de distribución regionales los que distribuyen la ropa a las tiendas en función de la demanda de éstas. Según la compañía, se trata de un modelo de negocio más flexible y eficiente.

Por ello, H&M ha tenido que modificar su contabilidad de precios de venta dentro del grupo, con el consiguiente impacto en las cuentas de resultados de las filiales.

Pese a que la multinacional se ampara en los efectos de su reestructuración, los resultados de H&M no han quedado al margen de la paralización del consumo. Prueba de ello es la evolución de su volumen de negocio en España, donde sus ingresos totales disminuyeron en 2008 un 5,7% (hasta 531 millones). La caída de ventas fue mayor, aunque sólo ligeramente, del 6,17%, situándose en 525,54 millones de euros. H&M reconoce que estas cuentas, "teniendo en cuenta la situación global de la economía" son "satisfactorias".

A la espera del 'efecto Jimmy Choo'

En una estrategia que la diferencia de sus competidores, H&M apuesta cada año por algún gran nombre de la moda que atraiga el interés de sus clientes. Este otoño, es la firma de zapatos británica Jimmy Choo la que se colará a precios asequibles en las estanterías del grupo sueco de moda. La cadena presidida por Tamara Mellon se ha hecho un hueco en el mundo de la moda gracias al apoyo de las celebrities y tratará este año de devolver el brillo a los resultados de H&M, que durante la primera mitad de su ejercicio fiscal vio reducirse su beneficio neto un 1,6%, hasta 6.770 millones de coronas (662 millones de euros). Una caída que se produjo a pesar del fuerte rebote de sus ventas, que en seis meses se incrementaron un 27%, sobre todo, gracias a las nuevas aperturas. Pero en España, debido a los tipos de cambio, las ventas en euros se mantuvieron estables a pesar de que durante el primer semestre H&M inauguró cuatro tiendas y ya cuenta en España con 103. En este país, su facturación fue de 3.202 millones de coronas (313 millones de euros).

La cifra

6,17% es el porcentaje de descenso de la cifra de negocios de H&M España en el ejercicio 2008. En total, facturó 525,5 millones de euros.