IPC

La inflación de la zona euro cae en julio al mínimo histórico del -0,7%

Los precios de consumo continuaron cayendo en julio en la zona del euro y, como consecuencia, la inflación acumuló una bajada en los últimos doce meses del 0,7%, lo que supone un nuevo mínimo en la serie histórica.

æpermil;ste es el segundo registro negativo desde que en 1997 comenzó a elaborarse el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), después del -0,1% en que se situó en junio.

Según la información facilitada hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, en el conjunto de la UE la inflación se situó el mes pasado en el 0,2%, frente al 0,6% del mes anterior.

En España, donde la inflación lleva desde marzo en terreno negativo, el IPCA marcó en julio un nuevo suelo, al llegar al -1,4%, lo que arroja un diferencial con sus socios del euro de 0,7 décimas, dos menos que el mes anterior.

El resultado es más de lo esperado por los analistas que esperaban un descenso del 0,6% tanto para el dato intermensual como interanual. El indicador interanual se ha revisado a la baja desde una estimación provisional de caída del 0,6%.

Catorce de los Veintisiete socios de la UE -doce de los dieciséis miembros del euro- han visto bajar los precios de consumo en los últimos doce meses, encabezados por Irlanda (-2,6%), Bélgica (-1,7%), Luxemburgo (-1,5%) y España (-1,4%).

En Alemania, la primera economía comunitaria, la inflación también retrocedió, el 0,7%, igual que en Francia, el 0,8%. En un año, la inflación ha pasado en Europa de tasas récord -en julio de 2008, el IPCA alcanzó el 4% en los países del euro y el 4,4% en el conjunto de la UE- a tasas negativas desconocidas en la historia reciente.

Esta fuerte corrección se debe, principalmente, al abaratamiento de la energía, que en los últimos doce meses acumula una bajada del 14,4% en la zona del euro. El precio de los carburantes para transporte, por ejemplo, ha disminuido el 20,7%, una caída que restó a la tasa general más de 1 punto porcentual.

También han empujado considerablemente la inflación a la baja en el último año los combustibles líquidos, que con una caída del 41,5% han recortado casi 0,5 puntos a la tasa general, y el gas, que bajó el 7,5% y sustrajo 0,12 puntos.

Si se excluyen los productos energéticos y los alimentos frescos, cuyos precios tienden a variar más, la tasa de inflación interanual de los países que comparten la divisa europea sería del 1,2%. Y es que, en el último año, el barril de petróleo Brent -de referencia en Europa- ha pasado de costar 134,56 euros a 65,36 euros, menos de la mitad.

Por categorías de productos y servicios, en el área del euro también destaca el descenso anual del precio del transporte (-5,5%), seguido de la vivienda (-1,8%), los alimentos (-1%), las comunicaciones (-0,8%) y la ropa y el calzado (-0,3%).

Por el contrario, desde julio de 2008 se han encarecido las bebidas alcohólicas y el tabaco (4,4%), el menaje (1,7%), los hoteles y restaurantes (1,6%), la sanidad (1,4%), el ocio y la cultura (0,6%) y la enseñanza (0,5%). Sólo en el mes de julio, lo más relevante es la bajada de la ropa y el calzado, del 9,8%.