Informe mensual

La AIE revisa ligeramente al alza la demanda de petróleo para 2009 y 2010

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó hoy al alza la demanda global de petróleo para 2009 y 2010, debido principalmente al tirón de los países de la OCDE de la región del Pacífico y a los países en desarrollo de Asia.

Según el informe mensual del mercado del petróleo que elabora la AIE, la demanda de petróleo en 2010 alcanzará los 85,3 millones de barriles diarios, frente a las estimaciones previas de la agencia, que situaban la demanda en unos 70 millones de barriles al día.

Este incremento, que representa un 1,6%, se debe principalmente al impulso de los países en desarrollo y se sitúa todavía en niveles inferiores a los de 2008.

Así, la AIE prevé que en 2009 la demanda global de petróleo caiga un 2,7% respecto al pasado ejercicio y advierte de que la revisión al alza "apenas abollará la aguda contracción de la demanda este año". No obstante, las estimaciones son mejores que meses atrás y conceden un incremento a la demanda petrolera del 0,19% respecto al último informe.

Los analistas mantienen sus dudas sobre el final de la recesión económica, aunque reconocen que los indicadores muestran que "la economía global puede estar estabilizándose". No obstante, aunque se confirme esta tendencia, "resulta evidente que el crecimiento se reducirá fuertemente antes del término de este año", apunta la AIE, que utiliza como ejemplo los últimos indicadores de producción industrial, que sólo alcanzan valores positivos en China e India.

"En todos los demás lugares, el crecimiento de la producción industrial permanece firmemente en territorio negativo, aún cuando el ritmo del declive se ha ralentizado algo, especialmente en Japón y Rusia", mientras que la producción industrial "parece no haber alcanzado su suelo en Estados Unidos".

En lo relativo a los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las previsiones de la demanda de petróleo de la AIE para 2010 sólo aumentan un 0,1%, lo que supone unos 30.000 barriles diarios más, comparado con 2009, mientras que en el ejercicio actual, la demanda aumentará en 20.000 barriles diarios, una caída de un 5,2% respecto a 2008.