Retribuciones

Las cotizadas reparten 700 millones de euros en acciones de autocartera

La crisis impulsa una nueva forma de retribución. Siete cotizadas han repartido en 2009 unos 700 millones en títulos de autocartera, el 3,8% del importe total entregado en dividendos. Así, los accionistas reciben su remuneración y las firmas no pierden recursos.

La crisis ejerce una creciente presión sobre los beneficios y los dividendos de las cotizadas. Pero éstas buscan recetas para contentar a sus accionistas. Una alternativa al pago en efectivo es el reparto de títulos propios procedentes de autocartera. De esta forma, las compañías pueden destinar un porcentaje mayor del resultado a reservas.

Desde enero, siete firmas han puesto en práctica este método para retribuir a sus accionistas, según los datos recopilados por el departamento de estudios de la Bolsa de Madrid. Banco Guipuzcoano, BBVA, Banco Popular, Banco Pastor, Renta 4, Cleop y Ebro Puleva han repartido entre sus accionistas el equivalente a 700 millones de euros en acciones propias.

La cantidad representa el 3,8% del total de dividendos pagados hasta el momento una vez descontados los 6.243 millones de euros abonados en marzo por Endesa como dividendo extraordinario. La cantidad no es desdeñable y supone una novedad respecto al mismo periodo de 2008, cuando no se produjo ningún pago de dividendo en especie utilizando la autocartera.

"Es posible que más compañías se decanten por esta forma de retribución. Supone una ventaja para las empresas y para los accionistas, que pueden aplazar la tributación del 18%", señala Mercedes Gómez, del servicio de estudios de la Bolsa de Madrid.

A diferencia de las ampliaciones de capital liberadas, en las que se emiten títulos nuevos, con esta fórmula no se diluye el beneficio por acción. Se reparten títulos ya emitidos que formaban parte de la autocartera. Desde julio, la ley permite a las empresas adquirir hasta el 10% de su capital social, frente al 5% anterior.

Las entidades financieras han sido las primeras en apuntarse a la moda de pagar los dividendos con acciones. Refuerzan las reservas y mejoran los ratios de solvencia, cada vez con más presión ante el aumento de la morosidad.

Las entidades financieras han logrado, además, otros dos objetivos al llenar su despensa de acciones propias para repartirlas después. Primero, frenaron la presión bajista sobre sus títulos al concentrar las adquisiciones en los tres primeros meses del ejercicio. Segundo, compraron a precios bajos, en el entorno de mínimos de varios años, y los entregaron a sus accionistas a cotizaciones muy superiores. La operación les ha salido redonda. Banco Popular, por ejemplo, repartió una acción por cada 50 el pasado 14 de julio, cuando la cotización ya había subido un 82% respecto a los mínimos que marcó el 9 de marzo.

Santander, por su parte, anunció el pasado mayo que dará a elegir a sus accionistas entre cobrar el dividendo del próximo noviembre en efectivo o en acciones. Pero en este caso no entregará títulos procedentes de autocartera, sino que ampliará capital.

El mercado aguarda recortes en la retribución

A menos beneficios, menos dividendo. Las empresas del Ibex han ganado un 35,4% menos entre enero y junio, lo que previsiblemente pasará factura a los dividendos, pese a que busquen formas alternativas para contentar a sus accionistas, como la retribución en especie mediante la entrega de títulos propios procedentes de autocartera o eleven el pay out (porcentaje del beneficio destinado a retribuir a los accionistas).

Así, el consenso de mercado recopilado por FactSet espera que 16 compañías del Ibex -el 45,7%- recorten el dividendo por acción con cargo de los resultados del presente ejercicio frente a los repartidos con cargo a 2008. La que cuenta con peores augurios es Telecinco, puesto que el consenso de analistas espera que su dividendo por acción baje un 63,4%, hasta 0,31 euros por título. Los recortes también serán significativos en Arcelor Mittal (-50,6%), Sacyr (-43,9%) y Gas Natural (-40,2%).

Los bancos aparecen entre los que peores expectativas tienen, con bajadas estimadas entre el 35% y el 11% en los seis que forman parte del Ibex 35. Por su parte, Iberia, previsiblemente, no pagará dividendo con cargo a 2009.

Mientras, las firmas que más mejorarán el dividendo por acción según los analistas son Grifols (53,4%), Ferrovial (21%) y Telefónica (15%).

Las cifras

55,4 es el porcentaje de pay out respecto a los resultados del año pasado. En 2007, se situó en el 44,8%.

4,9% es la rentabilidad por dividendo estimada para las firmas del Ibex con cargo a las cuentas de 2009.

24.810 millones en dividendos pagados por las cotizadas en 2009.