Proceso de fusión

Las cajas de Sabadell, Terrasa y Manlleu renuncian a los despidos colectivos

La primera reunión entre las direcciones de las tres cajas que negocian su fusión -Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu- con los representantes sindicales se saldó hoy con la voluntad de ambas partes de ser transparentes en favor del diálogo social y con el compromiso de las entidades de renunciar a medidas traumáticas y a despidos colectivos, pero sin concretar ni dar por buenas las cifras de recortes que han trascendido en las últimas semanas.

En declaraciones a Europa Press, el secretario de la Agrupación de Ahorro de CC.OO. de Catalunya, Carles Domingo, explicó que este encuentro fue una "toma de contacto" donde los presentes consensuaron adoptar medidas "negociadas", como prejubilaciones y bajas, para ajustar las plantillas a la nueva caja resultante

Aseguró que en el encuentro, de casi dos horas, las cajas no pusieron sobre la mesa ninguna cifra concreta, a la espera de tenerlas lo más pronto posible cuando las direcciones comerciales y de RRHH de las tres entidades los den por definitivos, ya que deben estudiar la naturaleza de sus plantillas y red de oficinas.

El director general de Caixa Sabadell, Jordi Mestre, avanzó hace un par de semanas que la integración conllevaría la supresión de 150 oficinas y 350 puestos de trabajo.

"No sabemos si este será finalmente la cifra", constató Domingo, que en cualquier caso pronosticó que el coste para las cajas no será tan "abultado" como pudo suceder en el pasado con otras reestructuraciones del sector. Además, recordó que los recursos del FROB, aunque son a devolver, servirán para llevar a cabo esta fusión a tres que alumbrará la novena caja española.

En la reunión estuvieron presentes representantes de las tres cajas y miembros de los sindicatos con representación (CC.OO; SEC (Sindicato de Empleados de las cajas) y UGT).