Valor a examen

Grifols no despega en Bolsa a pesar de las recomendaciones

El carácter defensivo del fabricante de hemoderivados mantiene su revalorización anual en un 1,05%.

Grifols, el holding español del sector farmacéutico-hospitalario y una de las compañías líderes del mundo en la producción de hemoderivados, es un valor con buenas perspectivas. Así lo ven firmas de análisis como JPMorgan o Renta 4, que esperan del valor una rentabilidad del 60% y 54,8%, respectivamente.

La salida a Bolsa de la compañía hace tres años fue brillante. Durante el 2007 y 2008 fue uno de los mejores valores. Sin embargo, en 2009 esta condición le está pasando factura y en lo que va de año acumula un ascenso del 1,05%, sobre el 19,05% del selectivo. La acción cerró ayer a 12,21 euros, y no acaba de despegar a pesar de los buenos resultados y las recomendaciones de compra de las firmas de inversión.

El perfil defensivo de la compañía hizo que facturase en la primera mitad del año 470,5 millones de euros, mostrando un crecimiento del 15,6% en relación con el mismo periodo de 2008. Todas las divisiones de Grifols mejoraron sus ventas. Destacó el aumento del 14,8% en biociencia, la base del negocio (75% del total de ingresos) dedicada a los hemoderivados. La estabilidad de los precios y el crecimiento en las ventas en Asia y América Latina empujan el crecimiento. "Grifols lo está haciendo muy bien en los países emergentes", asegura el analista de Renta 4, Iván San Félix: "Las ventas en la zona han crecido un 60% respecto al año pasado", añade.

GRIFOLS 27,03 -0,81%

El punto negativo vino de EE UU, donde las ventas aumentaron menos, un 7,5% en el último trimestre. La moderación, según Ahorro Corporación, podría deberse a la bajada de los precios de la competencia motivada por una reducción de inventarios. Pero la firma considera que es algo puntual. Según un informe de BPI, los precios de la globulina inmune intravenosa (IVIG), uno de los productos de Grifols con más potencial, indicado para el tratamiento del alzhéimer, no están bajo presión.

El buen posicionamiento de la empresa catalana también se debe a la estrategia de crecimiento de su división de Diagnósticos, centrada en el desarrollo de instrumentación y reactivos para el diagnóstico clínico. En el último semestre esta división ha crecido un 16,6% apoyado en la adquisición en marzo del 49% del grupo australiano-suizo Lateral Diagnostics. Por su parte, las ventas de la división hospitalaria -que proporciona una amplia gama de productos no biológicos utilizados en cirugía, nutrición clínica y productos para otros usos terapéuticos- mejoraron un 6,3%.

Respecto al Ebitda su ritmo de crecimiento es bueno (+19,2%) aunque se quedó un 1% por debajo de lo previsto por el consenso. El margen de Ebitda aumentó hasta el 29,9%. El beneficio neto subió un 31,4%, alcanzando los 81,7 millones de euros. Por último, la solidez de la compañía se refleja en unos niveles de deuda controlados.

"Los resultados de Grifols son muy buenos, mejores que otras compañías españolas", asegura Iván San Félix. El escaso atractivo actual responde a que "ya no es un sector de moda", sentencia Ignacio Cantos de Atlas Capital. También influye que "los resultados han sido buenos, pero no espectaculares", asegura. Ahorro Corporación considera que el hecho de que las cifras del primer semestre hayan estado en línea con las estimaciones podría perjudicar la revalorización futura del valor. En cualquier caso, la recomendación es comprar.

Almirall se sube al carro de las buenas opiniones

Otro laboratorio español que también suma buenas recomendaciones es Almirall. El grupo de inversión estadounidense Goldman Sachs cambió el miércoles su opinión de neutral a comprar y hace poco Citi revisó al alza el precio objetivo de la compañía de 8,50 hasta los 9,50 euros por acción. Según el banco de inversión el crecimiento estimado de los beneficios de la farmacéutica limitan el riesgo de corrección y aseguran el dividendo.

El comportamiento de la compañía durante la primera mitad del año ha sido positivo, basado en unas ventas sólidas y el control de coste. Según el informe de Citi, las ventas de Almirall crecieron un 4,5%, sobre todo en Europa, pero también en América, África y Asia-Pacífico. El margen de Ebitda se sitúo en 26,4% tras aumentar un 1%. En lo que va de año, Almirall ha acumulando una revalorización del 51,9%.

La clave de su comportamiento futuro y la volatilidad de la acción, pasará por la búsqueda de un socio europeo para la última fase de su ensayo Aclidinium, un tratamiento para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. La compañía también está en conversaciones con un socio para su Ph2 Once-Daily LABA (medicamento para el asma), aunque en este caso se espera llegar a un acuerdo a final de año. Al cierre de ayer la cotización bursátil cerró a 8,7.