Recorte

Tubos Reunidos plantea el despido del 38% de la plantilla de su filial Almesa

Tubos Reunidos (TR), el mayor fabricante de tubos sin soldadura de España, ha planteado a los sindicatos el despido del 38% de la plantilla de su filial Almesa, dedicada a la distribución de productos metalúrgicos. En 2008 facturó 129 millones.

El recorte afecta a 134 personas, de un colectivo de 352 trabajadores. Además, Tubos Reunidos quiere cerrar once almacenes de Almesa, la tercera parte de los centros de la distribuidora en la península Ibérica y Canarias.

Fuentes de CC OO han informado que TR ofrece a los despedidos una indemnización de 33 días por año trabajado y prejubilaciones para los empleados más veteranos. La mayoría de las rescisiones de contratos se producirán en los centros destinados al cierre, pero otros 56 despidos caerán entre los trabajadores del resto de almacenes. En su área de tubos, TR tiene un ERE para 804 empleados.