Telecomunicaciones

Abertis renuncia a comprar Axión y TDM por las trabas de Competencia

Abertis ha renunciado a la compra de las redes de transporte y difusión de señales audiovisuales de Axión y Teledifusión de Madrid a la vista de las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de Competencia. En su opinión, "afectan al desarrollo del proyecto industrial así como al plan de inversiones que lo acompañaba".

Las condiciones fijadas por Competencia recogían que Abertis debería garantizar el acceso de terceros a sus infraestructuras para sacar adelante sus proyectos de compra de los dos operadores del sector de la difusión de señales audiovisuales cuya adquisición anunció en 2008: la Red de Banda Ancha de Andalucía (Axión) y Teledifusión de Madrid (TDM).

En el hecho relevante enviado ayer a la CNMV, Abertis Telecom recuerda que "las operaciones, en todo caso, estaban sujetas a la autorización de la CNC, que resolvió en fecha 16 de julio de 2009 dictar, para ambas operaciones, condiciones adicionales a las ya previstas para este Mercado mayorista, que alteran el proyecto industrial en los términos inicialmente previstos". Según un comunicado de Abertis "dichas condiciones impiden alcanzar los objetivos que estaban en la base de los acuerdos y del proyecto industrial que daba sentido a ambas operaciones".

En virtud de los acuerdos alcanzados en su día, Abertis hubiera pagado 3,6 millones de euros por la compra del 80% de Teledifusión de Madrid (TDM), un operador local de transporte de señal cuya actividad se restringe exclusivamente a Madrid. En el caso de Axión, en junio de 2008 selló un acuerdo con su accionista mayoritario -la compañía francesa TDF, con un 65%-, para la adquisición, por 104 millones de euros, de su participación en este operador, que gestiona un total de 549 emplazamientos para la difusión y distribución de señales audiovisuales, la mayoría de ellos ubicados en Andalucía.

El operador de redes de 'telecos' recuerda que había acatado las condiciones que impuso la CMT

ABERTIS 18,36 0,00%

El acuerdo, más allá de la autorización de las autoridades de Competencia, estaba condicionado asimismo en el caso de Axión a la renuncia de los derechos de adquisición preferente por parte de los otros socios de la compañía -Sandetel (participada por la Junta de Andalucía), con un 23%, y las cajas de ahorro Unicaja y Cajasol, con un total del 12%-. Estos últimos no sólo renunciaron a estos derechos sino que mostraron su voluntad de sumarse a la operación vendiendo también sus participaciones.

Los acuerdos se plantearon, según explicaba ayer Abertis, considerando las obligaciones ya impuestas a la filial de telecomunicaciones por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en la definición y el análisis del mercado mayorista del servicio portador de difusión de la señal de televisión, que han sido objeto de revisión por resolución de 21 de mayo de 2009.

Ambas operaciones de concentración recibieron el informe favorable de la CMT, emitido el 12 de diciembre de 2008, en el caso de Axión, y el 25 de septiembre de 2008, en el de TDM.

La CNC había sancionado el comportamiento del operador

El pasado mayo la CNC impuso a Abertis Telecom la segunda mayor multa de su historia por entender que ponía en práctica conductas restrictivas de la competencia. Curiosamente la denuncia había sido interpuesta por Axión antes de que se anunciara la compra. El importe de la sanción, 22,6 millones de euros, iba a ser recurrido por el grupo catalán, según explicó su presidente, Salvador Alemany. "Nosotros creemos que hemos tenido una actuación correcta. Y se va a demostrar. Como empresa de servicios públicos masivos, nos importa el elemento reputacional más allá de lo económico", argumentó el primer ejecutivo. La CNC decidió también sancionar por abuso de posición de dominio a Abertis, al considerar que la compañía ofreció descuentos por la contratación de servicios en varias zonas para cerrar el paso a competidores.

La cifra

107,6 millones de euros. A ese importe ascendía el volumen total de la operación de compra del 65% del capital de Axión y el 80% de TDM.