Químicas

La Seda busca 150 millones de liquidez para afrontar su actividad este año

La Seda de Barcelona estima que la liquidez necesaria para afrontar el presente ejercicio alcanza los 150 millones. Por el momento, el grupo químico sólo ha conseguido 25 millones de su accionista Caixa Geral, más otros 15 millones que podrían llegar de la Generalitat.

El informe de gestión que La Seda de Barcelona presentará en la junta de accionistas de mañana sábado destaca que la compañía necesita 150 millones de euros de tesorería "para el resto del ejercicio 2009". Sin embargo, aunque ha abierto varias negociaciones con el sindicato de bancos, sólo ha conseguido en junio pasado un préstamo de 25 millones de Caixa Geral, uno de los principales accionistas de la compañía, con vencimiento a 120 días.

Para garantizar esta línea de financiación, que se puede ampliar hasta 40 millones, se han pignorado parte de los activos de las sociedades comerciales de La Seda, según justifica el informe de gestión y cuentas anuales de 2008 que presentará la empresa en la junta de accionistas de mañana. Además, la compañía espera conseguir liquidez adicional de Caixa Geral (cuenta con una participación del 7,23% en el capital de La Seda) a través de un préstamo hipotecario del terreno de El Prat de Llobregat (Barcelona) que alberga la factoría central.

Adicionalmente, la compañía negocia desde hace meses un crédito de entre 15 y 25 millones con el Instituto Catalán de Finanzas (ICF), organismo dependiente de la Generalitat catalana. La compañía que preside José Luis Morlanes ha intentado desde marzo pasado una emisión de obligaciones de 150 millones, que tenían que ser garantizados por los accionistas. Tras el fracaso de esta operación, el antiguo grupo textil ha planteado una ampliación de capital por el mismo importe, dentro del plan de viabilidad aprobado el 26 de julio. El consejo de administración prevé aminorar sus necesidades de liquidez con un plan de reducción de costes.

La intención del grupo químico es vender activos valorados en 320 millones, incluyendo la venta de las plantas no estratégicas de Simpe (Italia), Portalegre (Portugal), IQA (Tarragona), Volos (Grecia) y Turkpet (Turquía). El objetivo final consiste en situar al grupo en un nivel de producción máximo de plástico PET de 550.000 toneladas.

Asimismo, la compañía ha conseguido aligerar el peso de la deuda de alrededor de 600 millones con un segundo aplazamiento de 60 días para renegociar con el sindicato de bancos las condiciones del préstamo.

Por otra parte, la junta aprobará cambios en el consejo. El que fue presidente durante unos días, Joan Castells, ya no asistirá a la convocatoria, mientras que el puesto de Gustavo Pérez Carballo será revocado. Carlos Gila también prevé abandonar el consejo.

Mientras, Jacinto Soler Padró mantiene su puesto en el máximo órgano de gobierno de la empresa, con una participación en el capital que apenas alcanza el 0,2%. El abogado barcelonés llegó a controlar el 57,6% de la compañía en 1991.

Horwath incluye tres incertidumbres

La auditora Horwath, que será reelegida en la junta para supervisar las cuentas del año en curso, incluye tres incertidumbres en su informe de 2008. En la primera de ellas, Horwath describe las negociaciones que La Seda ha realizado desde marzo pasado con el sindicato de bancos para reequilibrar el activo y el pasivo. La deuda total se cifra en 1.357 millones, frente a un patrimonio de 475 millones y un fondo de maniobra negativo de 708 millones.

La segunda de las incertidumbres destaca que la compañía busca socios para el proyecto portugués de Sines. De fracasar estas negociaciones y parte de la financiación, la Seda debería asumir 101,9 millones en concepto de compromisos con terceros. Finalmente, la nota número seis de la auditoría refleja las subvenciones de 15,6 millones que La Seda ha recibido de organismos públicos italianos para la construcción de la factoría de Simpe, proyecto que se ha retrasado hasta enero de 2010. Horwath señala que sin las prórrogas necesarias, la compañía deberá devolver las subvenciones.