Deuda

Lehman Brothers adeuda al ayuntamiento de Nueva York 627 millones de dólares en impuestos

El ayuntamiento de Nueva York intenta colocarse en los puestos de cabeza de la larga lista de acreedores del banco Lehman Brothers, entidad a la que ha acusado del impago de 627 millones de dólares en impuestos, informa hoy 'The New York Times'.

Unos ejecutivos de Lehman Brothers
Unos ejecutivos de Lehman Brothers

El gobierno municipal que preside Michael Bloomberg está tratando de convencer al tribunal encargado de la bancarrota de ese banco de inversiones de que la ciudad de Nueva York debe figurar entre los acreedores a ser tenidos en cuenta con prioridad en ese proceso, señala el rotativo.

La cantidad que alega el ayuntamiento que se le adeuda, por impuestos corporativos y de otro tipo impagados desde 1996, es una de las mayores entre las que hasta ahora han reclamado diversos acreedores a ese banco de inversiones.

Lehman Brothers se declaró en bancarrota en septiembre pasado, después de registrar abultadas pérdidas en el mercado hipotecario y negarse el departamento del Tesoro de EEUU a acudir a su rescate, al tiempo que no logró hallar una entidad bancaria dispuesta a adquirirlo.

Expertos financieros consideran que el ayuntamiento neoyorquino tiene posibilidades de recuperar al menos una parte de esos fondos, aunque no es posible de momento calcular cuánto ni cuándo, debido a la complejidad del caso, asegura el rotativo.

Nueva York alega que, desde 1996, Lehman ha pagado 615 millones de dólares menos de lo que le correspondía por impuestos municipales a empresas y que le adeuda otros 12 millones por el impago desde 2001 de tasas relacionadas con el alquiler de espacio comercial.

Funcionarios municipales han determinado esa deuda dentro de las auditorías que periódicamente el órgano de gobierno municipal realiza a grandes empresas. En la mayoría de los casos se logra un acuerdo con las compañías sobre cantidades impagadas.

El departamento municipal de Finanzas presentó el 1 de junio pasado su reclamación ante el tribunal de bancarrotas que lleva el caso de Lehman Brothers, meses antes de que concluya el próximo 22 de septiembre el plazo establecido para que los acreedores presentes sus reclamaciones.

"Con el procedimiento de bancarrota en marcha, es importante asegurarse de que la ciudad está en una posición adecuada para recuperar esos fondos", manifestó el subdirector de ese departamento, Sam Miller, al diario neoyorquino.

El rotativo señala que algunos expertos se cuestionan si el ayuntamiento de Nueva York ha sido poco estricto en presionar a Lehman Brothers para que pagara los impuestos, y recuerda que Bloomberg ha sido siempre un acérrimo defensor del sector de servicios financieros.