Alimentos

Bimbo y Hero, fuera de la 'Lista Roja' de los transgénicos

Empresas como Bimbo/Martínez -especializada en panadería y bollería-, Virginias -galletas, turrones, chocolatinas y caramelos- o Hero -mermeladas, zumos y alimentos infantiles- son algunas de las compañías que ya no figuran en la 'Lista Roja de Alimentos Transgénicos' de Greenpeace al garantizar que no venden este tipo de sustancias.

Por el contrario, compañías como Nestlé o Unilever -que aglutina a marcas como Knorr, Ligeresa, Tulipán, Flora o Frigo- no han ofrecido a Greenpeace las suficientes garantías de ausencia de transgénicos en sus productos, según explica la organización en un comunicado.

Además, las investigaciones de los Observadores de Transgénicos de Greenpeace han descubierto una serie de productos en cuya etiqueta figura que se emplean transgénicos, como Bizcochón PIT, Salsas VéGé, Lecitina Natur Tierra, Salsas Tre, Salsa MariCarmen, Bollería Mar Terra o Panadería Tradicional.

Greenpeace considera que es "perfectamente posible" para una gran empresa rechazar los transgénicos, y pone de ejemplo los casos de Kraft Foods (Kraft, Côte D'Ord, Milka, Toblerone, Oreo, Artiach), Santiveri, Coca Cola o Heineken. El listado completo de empresas se pueden consultar en su web.

"Es perfectamente posible optar por los ingredientes no transgénicos", señala el responsable de la campaña de Transgénicos de Greenpeace, Juan-Felipe Carrasco. "Mientras empresas como Hero producen alimentos infantiles libres de transgénicos, es grave que Nestlé o Unilever prefieran mantener una sospechosa política de opacidad en lo relativo a las materias primas empleadas", lamentó.

Asimismo, lamentó que, "a pesar del rechazo de los consumidores por los alimentos transgénicos y de los demostrados riesgos que estos cultivos suponen para el medio ambiente, la salud y la economía, algunas empresas siguen sin querer garantizar que no utilizan este tipo de ingredientes".

Por otro lado, Carrasco señaló que el Ejecutivo español "sigue situándose en el campo de los que favorecen a las cuatro empresas agrobiotecnológicas que pretenden inundarnos de 'alimentos Frankestein', despreciando la salud de los ciudadanos y la protección del medio ambiente".

En este sentido, recordó que en España se permite el cultivo de 80.000 hectáreas de maíz transgénico 'MON 810', a pesar de que se ha prohibido en seis países de la UE. Por su parte, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés) dictaminó a finales de junio que el MON 810 es seguro.

Sin embargo, un análisis científico de este dictamen -realizado por Greenpeace y Amigos de la Tierra- revela errores y omisiones graves, por lo que pone en duda las conclusiones de este organismo, reitera Greenpeace.

Nestlé España afirma que no emplea transgénicos

Nestlé España aseguró hoy que no utiliza transgénicos en la elaboración de ninguno de sus productos, ya que el consumidor no está a favor de estas materias primas.

En este sentido, Nestlé resaltó que sólo se debe a sus clientes e insistió en la ausencia de transgénicos en los productos comercializados en España.