Automoción

Toyota registra nuevas pérdidas pero prevé una mejora

Toyota cerró el segundo trimestre del año (el primero del año fiscal japonés) con unas pérdidas de 568 millones de euros, una cifra casi diez veces inferior a la del trimestre anterior, gracias a que ha conseguido frenar la caída de las ventas, especialmente en Japón, donde las medidas de estímulo económico están dando sus frutos. De hecho, el grupo espera cerrar el año fiscal su primer aumento de las ventas gracias a las ayudas del Gobierno para adquirir vehículos más eficientes. Esta mejora le ha llevado a actualizar sus previsiones anuales, que ha fijado en unas pérdidas de 3.287 millones, frente a los 4.017 millones previstos.