Corrupción

El PP defiende la inocencia de los detenidos y dice que su gestión fue correcta

El PP balear ha defendido hoy la inocencia de tres de los cinco detenidos -el concejal popular Rafael Durán, el campeón olímpico y ex director general balear Pepote Ballester y el ex gerente del velódromo Jorge Moisés- en el caso "Palma Arena" y ha asegurado que la gestión de las obras del pabellón fue "correcta".

El portavoz del PP de las Islas Baleares, Carlos Simarro, ha comparecido esta tarde ante los medios de comunicación tras la detención hoy de cinco personas y se ha mostrado convencido de la "inocencia" de las tres vinculadas al partido, al tiempo que ha pedido "absoluta prudencia" y "confianza en nuestra gente".

Simarro, que ha estado acompañado por la ex alcaldesa de Palma Catalina Cirer, ha solicitado que se respete la presunción de inocencia de los detenidos y que no se filtre información de la investigación judicial para que no se realicen "juicios paralelos".

"Los detenidos tendrán la ocasión de dar todas las explicaciones necesarias acerca de la gestión que hicieron en su momento", ha continuado Simarro, quien ha repetido que su partido "está seguro de que todos los detenidos son inocentes".

Simarro ha dicho tener "plena confianza en la independencia" del poder judicial, y que desea que "se esclarezca cuanto antes" este caso, ya que de momento sólo conoce la información aparecida a lo largo del día de hoy en los medios de comunicación y que no sabe "ni de qué se acusa" a los detenidos.

Catalina Cirer, por su parte, ha hablado como miembro del grupo municipal del PP pero también como ex alcaldesa de Palma en el periodo en que se produjeron los hechos que ahora son objeto de la investigación, y ha dicho no tener "ninguna duda de que toda la gestión del proyecto Palma Arena fue perfecta y correcta".

"La sensación que tenemos es de absoluta tranquilidad -ha subrayado Cirer-, la misma que tenemos desde que hace un año se dijo que podían haber irregularidades en el proyecto del Palma Arena".

"Al final de todo este proceso se sabrá si ha habido alguna irregularidad", ha añadido la ex alcaldesa, quien a su vez ha insistido en que "en ningún momento se ha llevado a cabo ninguna actuación al margen de los trámites y requisitos de las administraciones públicas que concurrían en este consorcio".

Cirer también ha defendido el proyecto del velódromo: "Todas las cosas que hacen que Palma sea única en el mundo, aunque sea por unos días, merecen la pena". Ha añadido que la construcción del Palma Arena "ha sido efectiva para el objetivo que fue construida".

En el caso del Palma Arena se investiga la presunta comisión de delitos de malversación de caudales públicos, falsedad y cohecho por el destino final del dinero dirigido a la construcción de este velódromo, que costó el doble de lo inicialmente presupuestado, de 48 millones de euros a unos cien millones.