_
_
_
_
Despidos

Caramelo da por finalizado el periodo de consultas con los trabajadores y remite a la Xunta el ERE

El grupo textil Caramelo ha dado por finalizado el período de consultas con los trabajadores por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afecta a 237 trabajadores de su fábrica del polígono industrial de A Grela, en A Coruña, y ha remitido este documento a la Consellería de Traballo para que adopte una decisión a este respecto.

En un comunicado, la dirección de Caramelo aseguró que ha adoptado esta medida tras el resultado del referéndum auspiciado por un grupo de trabajadores, y celebrado ayer, en el que 235 empleados, de los 447 que conforman la plantilla ejercieron su derecho al voto. De ellos, 222 votaron a favor de la propuesta, frente a los 114 que lo hicieron en contra de la misma en la asamblea de trabajadores de julio.

Tras este resultado, la empresa remitió hoy el expediente a la Consellería de Traballo para que adopte una decisión. Esta solicitud va acompañada del acta que recoge el resultado del referéndum celebrado ayer "y que avala el apoyo de los trabajadores a la propuesta presentada por la mediación en la última reunión de negociación, celebrada el pasado 23 de julio", sostuvo la empresa.

Asimismo, señaló que la dirección de la compañía "ha preferido esperar a que se zanjase el debate interno entre los trabajadores", indicó en alusión a las divergencias suscitadas entre la CIG y CC.OO., así como los convocantes del referéndum sobre el apoyo a esta última propuesta económica.

Valoró, además, "el hecho de que los propios trabajadores hayan puesto de manifiesto su compromiso con el futuro de la empresa al acudir libremente a votar de forma mayoritaria en la jornada de ayer", añadió.

Puntos de la propuesta

De ser aprobado el Expediente de Regulación de Empleo por parte de la Xunta de Galicia, Caramelo afirmó que "dará por buenas" las condiciones incluidas en la mencionada propuesta, que incluye indemnizaciones de 39 días por año trabajado con un límite de 34 mensualidades y un tope de 60.000 euros de indemnización.

También establece la readmisión del personal despedido "en las mismas condiciones que el resto de trabajadores" y la empresa se compromete a retirar "toda denuncia presentada contra los trabajadores y pedirá a aquellos que las formulasen que, a su vez, adopten la misma actitud", según el documento.

La propuesta establece que el número de personas afectadas por el expediente será de 237, aceptando la empresa la cobertura preferente por voluntarios. Si no existen voluntarios suficientes deberá completarse el listado de afectados para alcanzar esa cifra.

Asimismo, el documento presentado por los mediadores en las negociaciones establece que la empresa debe reiniciar la actividad de la fábrica con normalidad y que asumirá compromisos en cuanto a estabilidad futura de los trabajadores, comprometiéndose a mantener el número de trabajadores en la empresa (salvo bajas voluntarias o vegetativas) durante un período de tiempo determinado.

En cuanto a la funcionalidad horaria y la flexibilidad laboral, la propuesta establece que "se realizarán aquellos cambios que fuesen necesarios para la adaptación de la actividad productiva en función de las carencias que pueda generar la situación de la empresa por la adscripción de los voluntarios en una u otra sección, tratando con la representación de los trabajadores los posibles cambios y evitando toda modificación sustancial de las condiciones de trabajo".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_