Inmobiliario

Colonial reduce las pérdidas pero el auditor mantiene una salvedad

Colonial registró en el primer semestre del año unas pérdidas de 490,8 millones frente a los 2.435,7 millones apuntados en el mismo periodo del año anterior.

A pesar de reducir las pérdidas el auditor de las cuentas de la inmobiliaria española, Deloitte, mantiene una salvedad respecto a la capacidad de la compañía para "liquidar los pasivos y recuperar íntegramente el valor de los activos, en particular el fondo de comercio y los créditos fiscales activados por los importes y según la clasificación con la que figuran en los estados financieros dependerá del éxito de las negociaciones que se están llevando a cabo".

El auditor se refiere en su informe, presentado ayer junto con las cuentas semestrales de Colonial a la CNMV, a las negociaciones que mantiene la empresa con la banca acreedora sobre el acuerdo de refinanciación de deuda firmado en septiembre de 2008 (en la actualidad la deuda total del grupo asciende a 6.399 millones de euros).

COLONIAL 8,74 0,75%

En virtud de ese acuerdo Colonial se comprometía a vender su participación en FCC, el 33% de la francesa SFL y su filial de centros comerciales Riofisa. La inmobiliaria ha llevado a cabo las dos primeras operaciones comprometidas, pero no ha logrado desprenderse de Riofosa, que compró, bajo la presidencia de Luis Portillo, por 2.000 millones en 2007.

Colonial explicó que el 30 de junio pasado alcanzó un acuerdo de intenciones con los cuatro bancos que lideran el sindicado (RBS, Calyon, Eurohypo y Goldman Sachs) cuya formalización está prevista para el cuarto trimestre de este año y que deja en suspenso la venta de Riofisa.

La inmobiliaria, participada por La Caixa y Banco Popular, se refirió en la presentación de sus resultados a una deuda pendiente que mantiene con el grupo Nozar. Colonial recordó que ha aplazado a septiembre de este año el pago por parte del grupo controlado por la familia Nozaleda de un préstamo pendiente de casi 75 millones de euros.