Telecomunicaciones

Telefónica reparte 114 millones en acciones entre casi 2.000 directivos

Telefónica ha aprobado el reparto del primer ciclo del plan de incentivos acordado en 2006: 6,53 millones de acciones para cerca de 2.000 directivos. Unos 114 millones de euros a precio de mercado, de los que 2,2 millones son para César Alierta.

El consejo de administración de Telefónica aprobó la semana pasada el reparto de la primera parte del plan de incentivos para directivos que se puso en marcha a mediados de 2006. La empresa ha cumplido con los objetivos de rentabilidad para el accionista previstos entre el mes de julio de ese año y el del actual ejercicio, por lo que los responsables compañía percibirán el 100% de las acciones previstas como remuneración.

En total, el grupo entregará unos 6,53 millones de acciones a entre 1.900 y 2.000 de sus directivos, incluidos consejeros ejecutivos y alta dirección, lo que a precio de mercado se traduce en unos 114,2 millones de euros. Los títulos de Telefónica cerraron ayer la sesión bursátil en los 17,5 euros por acción, tras registrar una ligera subida del 0,26%. En lo que va de año, el valor de la compañía en Bolsa ha crecido un 10,4%, lo que sitúa su capitalización por encima de los 82.337 millones de euros.

Del total previsto en el plan, consejeros ejecutivos y alta dirección de la empresa se repartirán unos 9,47 millones de euros. En concreto, los tres ejecutivos percibirán, en conjunto, 257.009 acciones, valoradas en 4,49 millones de euros: 2,2 millones para el presidente, César Alierta; 1,14 millones para el consejero delegado, Julio Linares, y 1,09 millones para máximo responsable en Latinoamérica, José María Álvarez-Pallete.

TELEFÓNICA 6,18 -1,36%

Por su parte, los seis integrantes de la alta dirección se repartirán 284.248 títulos de Telefónica, es decir, unos 4,97 millones de euros. El más beneficiado es Matthew Key, responsable del grupo en Europa, que se hará con 1,59 millones de euros sin tener en cuenta la parte que tendrá que descontarse por impuestos.

Principales directivos

El director financiero, Santiago Fernández Valbuena, recibirá acciones por valor de 1,09 millones, y el presidente de Telefónica en España, Guillermo Ansaldo, por unos 632.887 euros. Otros beneficiarios del plan son Luis Abril (unos 665.630 euros en acciones), Ramiro Sánchez de Lerín (654.710 euros) y Calixto Ríos (336.770 euros menos impuestos).

El consejo de Telefónica celebrado la semana pasada también decidió asignar las acciones correspondientes al cuarto ciclo del plan de incentivos, que es el comprendido entre 2009 y 2012. Consejeros ejecutivos y alta dirección podrían repartirse hasta 777.744 acciones (0,017% del capital), lo que al precio actual asciende a 13,61 millones de euros.

El plan de incentivos se aprobó con una duración inicial de siete años, y podía reportar beneficios a partir del tercero. El importe máximo que se podrá repartir con este sistema es de 754 millones de euros, 29,814 millones en el caso de los consejeros ejecutivos. Las acciones a entregar serán de la autocartera o, en su caso, de nueva emisión.

Premio a la rentabilidad generada

El plan de incentivos a largo plazo para los directivos de Telefónica aprobado en 2006 toma como referencia, para su ejecución, el total shareholder return (TSR), es decir, la revalorización experimentada por la acción del grupo en el periodo considerado más los dividendos y otros conceptos similares percibidos por los accionistas.

El TSR logrado por la compañía se compara con el obtenido por otros grupos de telecomunicación mundiales, en concreto, los integrados en el FTSE Global Telecoms Index. Este índice agrupa a unas 25 empresas como AT&T, Deutsche Telekom, China Mobile o Vodafone.

Con esta referencia, el plan de incentivos está diseñado de manera que los directivos de Telefónica se pueden repartir entre el 30% y el 100% de las acciones previstas, en función de qué posición ocupe su TSR respecto al resto de telecos. En este caso, el TSR logrado por Telefónica entre 2006 y 2009 ha sido superior al de los competidores que suponen el 75% de la capitalización del índice.