Negociaciones

El Gobierno alemán se reúne con RHJ y Magna para hablar de Opel

El Gobierno alemán y el consorcio automovilístico estadounidense General Motors tienen previsto reunirse hoy con los representantes de las empresas Magna y RHJ, que son las únicas que mantienen un oferta en firme para entrar en el capital de la firma alemana Opel, informaron a Reuters fuentes cercanas a la negociación.

Ayer, el nuevo consejo de administración de General Motors (GM), todavía propietario de la marca alemana, inició una reunión de dos días en Detroit en la que se analizará la situación del fabricante tras su salida de la quiebra y la venta de una participación de Opel, informaron medios de comunicación locales. El consejo de administración de GM está ahora formado por 13 directores nombrados por el Departamento del Tesoro estadounidense, el sindicato UAW, el Gobierno canadiense y los acreedores.

El Gobierno alemán aseguró ayer que afronta con "optimismo" la nueva ronda de conversaciones. El viceportavoz del gobierno alemán, Klaus Vater, afirmó ayer que desde Estados Unidos ha habido "señales positivas" que permiten al Gobierno "tener una expectativa positiva con respecto a las conversaciones que tendrán lugar esta semana", informa Efe. Alemania ha ofrecido avales por valor de 4.500 millones de euros y un crédito inmediato de hasta 1.500 millones para mantener con vida a Opel hasta que haya una adquisición definitiva.

Las dos ofertas prevén reducir la capacidad en Figueruelas, la mayor planta europea de General Motors. Los planes de Magna para Opel suponen una reducción de la plantilla que afectaría a unos 10.000 empleados. De ellos, hasta 1.600 corresponderían a Zaragoza. RHJ prevé el recorte de 9.900 puestos de trabajo en Europa, de los que 8.100 se perderán en el área de producción. En el caso de Figueruelas anuncia un recorte de plantilla que algunos medios cifran en 1.300 puestos.

Concurso

Alemania ha ofrecido avales de 4.500 millones y un crédito de hasta 1.500 millones de euros para Opel.

General Motors emergió de la suspensión el 10 de julio. Eliminará de su cartera cinco marcas (Pontiac, Saturn, Hummer y Saab y Opel/Vauxhall).