Aerolíneas

Spanair obtendrá los 35 millones que faltan para su ampliación de capital en inversores no catalanes

Spanair contará antes de que finalice el año con los 35 millones de euros que faltan para completar la ampliación de capital de 100 millones anunciada por la compañía, cantidad que aportará la sociedad Iniciatives Empresarials Aeronàutiques (Ieasa), que controla el 80,1% de la aerolínea.

En una entrevista concedida a Europa Press, Soriano explicó que Ieasa se ha comprometido a poner el dinero, por lo que Spanair "no está buscando capital nuevo" sino que éste ha ido entrado en la compañía en la medida que ha hecho falta.

Soriano, quien indicó que en Ieasa están entrando nuevos inversores, admitió que si bien hubo socios que no llegaron a tiempo de incorporarse "por cuestiones del proceso", los que están desde un principio involucrados en el proyecto "querían entrar desde un principio" y actualmente se van sumando nuevos socios.

Así, puso como ejemplo que un nuevo socio recientemente ha invertido dos millones de euros, lo que implica que los principales accionistas tendrán que aportar menos dinero. "En septiembre tendremos una entrada significativa de nuevos socios", aseguró Soriano, quien insistió en que si la situación cambiara serían los accionistas actuales los que desembolsarían la cantidad restante.

El presidente de la aerolínea confirmó que en esa lista figuran socios que "no son catalanes", todos ellos empresarios, que confían "en una inversión financiera atractiva, de alto riesgo, pero de alto retorno también".

"No nos olvidemos de que el 80% de la compañía ha sido adquirida por un euro y, según los informes de bancos y consultores que recomendaron la adquisición la aerolínea, bien gestionada valdrá entre 300 y 500 millones de euros en un periodo de tres a cinco años. Los empresarios que están invirtiendo están apostando a que lo haremos bien", afirmó.

Ante la posibilidad de que el capital público se desvincule de Spanair, Soriano dijo preocuparle "poco", ya que la participación no llega al 4% y es "irrelevante". "La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona no pueden salir de Spanair porque no están", aclaró, aunque admitió que la salida de Catalana d'Iniciatives supondría la salida indirecta de ambas instituciones.

En el accionariado de Ieasa figuran Catalana d'Iniciatives, entre cuyos accionistas están el Ayuntamiento de Barcelona, a través de Barcelona de Serveis Municipals (BSM), y la Generalitat de Cataluña, a través del Institut Català de Finances (ICF), además del Consorcio Turismo de Barcelona, Volcat 2009 y Fira de Barcelona.

En esta línea, insistió en que el capital público no afecta a la gestión de la aerolínea, pese a reconocer que las instituciones catalanas han impulsado el proyecto y, para su satisfacción, han ayudado a animar a los empresarios a invertir en Spanair.

Salida a Bolsa

Pese a que no se ha hablado de una fecha concreta, Spanair no descarta salir a Bolsa en unos tres años, una vez se consiga "reestructurar la aerolínea, hacerla viable y hacerla crecer". "Es uno de los posibles caminos", apuntó Soriano.

Cuando se alcance este triple objetivo, existen tres opciones, según explicó Soriano: que la aerolínea mantenga sus accionistas actuales, que un socio pase a ser el accionista principal o que la compañía se convierta en pública.

"Hemos dicho a nuestros accionistas que las tres son posibles y, de hecho, empezaremos a pensar en ello, aunque ahora nos concretamos en que Spanair funcione y crezca", concluyó.