Entrevista

El presidente de la BBK ha contactado con cajas de fuera de Euskadi para hablar de posibles fusiones

El presidente de la BBK, Mario Fernández, asegura que "a corto plazo va a haber problemas para fusiones de cajas que no sean de la misma comunidad autónoma", aunque, por su parte, en aquellas entidades que tienen "algún interés", ha dejado "la tarjeta de visita diciendo que estamos disponibles para hablar" con "mucha delicadeza".

Mario Fernández, nuevo presidente del BBK.
Mario Fernández, nuevo presidente del BBK.

Además, respecto a la fusión de las cajas vascas, considera que él será "el último presidente de la BBK" pese a que "esta fusión tiene un componente que la hace más complicada: se retransmite en directo", por lo que "no podemos hacer un tercer intento sin que estemos seguros 103 sobre 100 de que sale".

En una entrevista en el diario El País, recogida por Europa Press, Fernández remarca que en estos casos se debe ser "muy respetuoso" porque "hay que hacerlo con mucha delicadeza, alejando -la idea- de que se trata de una invasión y menos de una compra en el sentido más agresivo".

De la misma forma añadió que la distancia geográfica entre las entidades con voluntad de unirse no supone un obstáculo "muy relevante".

"Si lo que compras es negocio bancario, por ejemplo una red de sucursales, lo importante es que sea competente y pueda crear negocio. Hoy día, con los sistemas de gestión e información, no creo que sea relevante que sea en una comunidad limítrofe o que esté a 700 kilómetros", explica.

En cuanto a la relación de las cajas con las administraciones públicas, advierte de que "el contagio público" no las invalida "como entidades de crédito", pese a que su modelo institucional "dificulta" esas posibles operaciones de fusión. Además, destaca que la marca local BBK en cada lugar, por ejemplo una BBK Andalucía, será "un elemento relevante" para concretar los hipotéticos movimientos de fusión o adquisición de otras cajas.

Preguntado por el mercado internacional, apuesta por abrir la caja vizcaína a los mercados financieros mundiales, pero "no a la adquisición de entidades extranjeras", puesto que "una adquisición fuera de España requiere un tamaño superior al que tiene la BBK".