Resultados

Caixanova gana 60,2 millones en primer semestre, un 31,7% menos

Caixanova obtuvo durante los primeros seis meses del año 65,3 millones de euros y, una vez deducidas las cargas fiscales, el beneficio registrado es de 60,2 millones de euros, "un 31,7% menor" que en el mismo periodo de 2008.

Caixanova realizó en el primer semestre del año dotaciones por valor de 233 millones de euros para "incrementar su colchón" y contar con una "mayor seguridad" ante la situación económica actual, apuntan fuentes de la entidad en una nota.

Estas dotaciones "triplican" las efectuadas durante el mismo periodo de 2008 y se destinarán a cubrir "insolvencias y morosidad", así como a afrontar "posibles contingencias futuras". De este modo, el fondo genérico de insolvencias de Caixanova se eleva a 530,3 millones de euros, de los que 76,1 millones corresponden a provisiones extraordinarias.

El margen de intereses, el financiero y el bruto aumentaron un 36,1%, un 12,1% y un 38,1%, respectivamente, y el motivo del menor crecimiento del margen financiero fue "la reducción de ingresos por dividendos tras la venta de Unión Fenosa", precisa la nota.

La actividad de Caixanova creció un 4% tanto en recursos de clientes como en inversión crediticia, y supera los 14.200 millones de euros en volumen de préstamos a pymes y familias.

En cuanto a las líneas especiales de financiación, en colaboración con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y el Instituto Gallego de Promoción Económica, el crédito concedido por la entidad asciende a 493 millones de euros, un 31% más que en junio de 2008.

La actividad internacional de Caixanova representa el 10,8% del total y la inversión crediticia exterior se sitúa en 1.600 millones, casi un 1% más que hace un año.

El volumen de negocio de no residentes, representa el 6,3% del total, mientras que el del sector de cajas apenas supera el 2%, precisa la nota.

Caixanova consiguió contener en junio su índice de morosidad en el 4,66%, la misma tasa que había registrado en febrero, casi dos décimas por debajo de la media del sector de cajas de ahorros.

La entidad cuenta con 2.866 millones de euros de recursos propios y su coeficiente de solvencia se sitúa en el 11,09%, un 28,6% por encima del mínimo legal establecido, mientras que el Tier I provisional alcanza el 7,01%, lo que representa una mejora de 64 centésimas respecto al dato de finales de 2008.

Su nivel de liquidez alcanza los 2.844 millones, dato que supone el 11% de sus activos totales. La obra social de la entidad invirtió en el primer semestre 21,5 millones de euros en 3.512 actividades de las que se beneficiaron 1,8 millones de personas.