Bolsa de Nueva York

Wall Street ya no sale de compras: la desconfianza invita al refugio

Wall Street encontró en el mal dato de la confianza del consumidor la excusa perfecta para recoger beneficios. Y eso que la recuperación del sector inmobiliario, que ayer impuso el verde en la Bolsa, siguió hoy dando síntomas de mejora. Al cierre, el Dow Jones retrocedió un 0,13%.

La desconfianza y las Bolsas nunca han sigo grandes amigas. De ahí que la caída por segundo mes consecutivo de la confianza de los consumidores haya supuesto un mazazo para mercados e inversores. En el ámbito empresarial, las cuentas trimestrales de Valero y Office Depot tampoco invitan al optimismo. Al cierre, el Dow Jones cedió un 0,13%, el S&P500 retrocedió un 0,26%, y el Nasdaq, que se libró de las pérdidas en los últimos compases, avanzó un 0,39%.

El mal dato de la confianza de los consumidores ahogó el ánimo comprador en Wall Street. El instituto económico Conference Board señaló hoy que la confianza ha caído hasta los 46,6 puntos, desde los 49,3 puntos de junio, una cifra sensiblemente peor a la esperaban los analistas, que sólo descontaban un retroceso hasta 49 puntos.

En su informe, los economistas del instituto Conference Board señalan que "el declive en el índice de la situación actual fue causado principalmente por un empeoramiento del mercado laboral". Aunque aún se está lejos de los mínimos históricos, cuando la confianza cayó en febrero el 25,3%, lo cierto es que el mal dato retardará, según el consenso de los analistas, la ansiada recuperación económica.

DOW JONES 33.980,32 -0,50%

Sin salir del apartado macroeconómico, mercados e inversores también conocieron nuevos datos sobre el sector inmobiliario, que sigue dando signos de recuperación. En concreto, el índice de precios de la vivienda de Case Shiller mostró hoy que los precios de las casas habían avanzado un 0,5% en mayo, lo que supone la primera subida mensual de los últimos 34 meses en EE UU.

Malos resultados empresariales

Las compañías que desfilaron por la pasarela de resultados han dejado mal sabor de boca en el parqué. Office Depot se hundió un 14,87%, después de que la compañía de material de oficina haya presentado resultados que han sido dos veces peores de lo que esperaba el consenso de los analistas.

Tampoco Valero, la petrolera afincada en Texas, ha podido dar una alegría al mercado, tras comunicar una pérdida mayor de lo esperada: 254 millones o 48 céntimos menos en el segundo trimestre. Las acciones de este gigante de la energía se dejaron al cierre un 3,14%.

Mal día para las farmacéuticas

Las farmacéuticas Pfizer y Merck fueron las peor paradas de las 30 empresas que cotizan en el Dow Jones, al retroceder sus títulos un 3,55% y 2,53% respectivamente.

En el lado de las ganancias, la entidad financiara Bank of America y el gigante aeronáutico Boeing se repartieron el liderazgo, y vieron como sus acciones se apuntaban en ambos casos un 2,37%. Tras ellas cotizaron los títulos de Microsoft (+1,77%) y del conglomerado General Electric (+1,70%).

El precio del barril de petróleo de Texas bajó un 1,68% y cerró a 67,23 dólares, en una sesión en la que el crudo y sus derivados se dejaron arrastrar por el sentimiento pesimista de los consumidores estadounidenses hacia la economía.