Plan Impulsa Express

Arranque lento para los 'préstamos exprés'

La línea de la Comunidad de Madrid sólo ha otorgado 3,8 millones.

El plan de la Comunidad de Madrid para acelerar la resolución de los problemas de liquidez de pymes y autónomos arranca con timidez. Hace poco más de tres semanas, la presidenta, Esperanza Aguirre, presentó con sus homólogos de Caja Madrid y Avalmadrid una nueva línea de préstamos y garantías para financiar el circulante con una ambiciosa novedad: responder al solicitante en el plazo máximo de una semana.

La línea, denominada Plan Impulsa Express y dotada con 75 millones de euros, está destinada a financiar operaciones por importes de hasta 60.000 euros, para pymes, o hasta 30.000, para los autónomos de la región. El gobierno de Madrid espera que el plan beneficie a cerca de 1.500 empresas o trabajadores por cuenta propia.

En las dos primeras semanas, la concesión de préstamos avanzó a un ritmo moderado, aunque propio de un instrumento aún poco conocido. Según fuentes de Avalmadrid, el organismo había avalado 122 operaciones, por importe global de 3.725.000 euros. Pero la semana pasada el grifo amenazó con secarse: apenas se aprobaron tres operaciones más, que elevaron el montante acumulado hasta los 3.800.000 euros.

Las empresas o autónomos que pretenden obtener el préstamo avalado deben dirigirse a las oficinas de Caja Madrid, que realizan una primera criba respecto a su aprobación; sólo las peticiones que pasan ese corte llegan a Avalmadrid. Desde el organismo de la Comunidad sostienen que han recibido de Caja Madrid hasta el lunes 154 solicitudes, de las que han aprobado 125, denegado 21 y las otras ocho están en estudio.

La línea Impulsa Express supone la continuación de otra línea similar, instaurada en diciembre por un valor máximo de 75 millones de euros, que estaban agotados el mes pasado. Avalmadrid ha ampliado también esta última línea con otros 50 millones de euros, de modo que el montante total de las líneas puede alcanzar los 200 millones.

Estas líneas forman parte del objetivo de la Comunidad de Madrid de suministrar 9.800 millones de euros a pymes y autónomos de la región. La Comunidad acaba de suscribir un acuerdo con BBVA, la Cámara de Madrid y CEIM para facilitar 2.500 millones.

"Tensiones asfixiantes"

Aunque el ritmo de concesión de créditos cosechado hasta ahora puede quedar lejos de lo previsto, algunas pymes ya disfrutan de los concedidos. Es el caso de Temar Hospitalario, una firma con 15 empleados radicada en Pinto que fabrica y distribuye productos desechables para ginecología y pediatría. Berta Matilla, su directora financiera, explica que conocieron la nueva línea a través de Caja Madrid. "La sanidad pública es nuestro principal cliente, y las demoras en sus pagos llegan a alcanzar un año y medio. Eso provoca tensiones de tesorería asfixiantes", explica. La firma presentó su documentación contable y un extracto de las operaciones pendientes de cobro, para lograr que tanto Caja Madrid como Avalmadrid autorizasen el préstamo de tesorería de 60.000 euros "prácticamente en una semana".

También Marica Costiner, un autónomo rumano que ejerce trabajos de albañilería en Madrid desde hace cinco años, obtuvo 20.000 euros "para comprar materiales y pagar a los chicos" que trabajan con él. Según explica, también solicitó el préstamo en Caja Madrid y le fue concedido en "una semana o poco más".

Respuesta en una semana y condiciones "ventajosas"

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, resaltó en la presentación de la línea que esta goza de condiciones financieras "ventajosas". Según fuentes de Avalmadrid, el tipo de interés que se aplica en las operaciones es el euríbor más 0,75 puntos, y que los préstamos aprobados son avalados al 100% por esta última entidad. La línea se divide en tres productos específicos, en función de su objetivo de financiación: uno, para el capital circulante coyuntural (pólizas de crédito); otro, para el estructural (préstamos de tesorería) y, un tercero, para refinanciar la deuda a corto plazo y pasarla a largo plazo.