Según la prensa alemana

Porsche acumula una deuda de 14.000 millones

Las deudas del fabricante de vehículos deportivos Porsche alcanzan los 14.000 millones de euros, y no los 10.000 millones estimados hasta ahora, según adelantan hoy los semanarios alemanes Der Spiegel y Focus.

Según Der Spiegel, que sale a la venta el lunes, Porsche necesita "urgentemente" una inyección de capital para hacer frente a sus deudas, que "Focus" atribuye a la adquisición de acciones de Volskwagen (VW) y a la caída en la venta de vehículos, a consecuencia de la crisis económica.

El órgano de supervisión de Volkswagen aprobó el jueves la integración del consorcio alemán con el fabricante de deportivos Porsche, horas después de que se anunciara la salida de Porsche de su presidente, Wendeking Wiedeking, que se oponía a esos planes de fusión. El pulso en la cúpula de poder de Porsche se remonta a finales de octubre del año pasado, cuando Porsche anunció su interés en comprar un 51% en Volkswagen con la opción al 75 por ciento mediante opciones.

La crisis financiera truncó los planes del ejecutivo de Porsche hasta el punto de convertir la inversión en una deuda de casi 9.000 millones de euros, menos de lo que VW tiene en liquidez disponible para su recompra. Según recogió hoy Focus, de no haberse alcanzado ese acuerdo con VW, Porsche se habría vuelto insolvente en apenas dos semanas, dada la magnitud de sus deudas.

Volkswagen tiene previsto analizar en los próximos días todos los balances financieros e informes de Porsche para decidir cuál será la oferta de compra que presentarán por la compañía.

Los dos semanarios apuntan que, de la empresa resultante de la fusión de Porsche y Volkswagen, las familias Piech y Porsche controlarán algo más de un 30% de las acciones, mientras que el estado federado de Baja Sajonia y el fondo estatal de Qatar tendrán el 20 y el 19%, respectivamente.

Indemnización conflictiva

El presidente de Porsche, Wolfgang Porsche, propuso una indemnización de 140 millones de euros para el destituido consejero delegado de la compañía Wendelin Wiedeking, durante la reunión del consejo de supervisión que tuvo lugar en la noche del pasado miércoles. Sin embargo, la propuesta encontró el rechazo frontal de los representantes sindicales en el consejo de supervisión del fabricante de automóviles deportivos, y finalmente los responsables de la compañía fijaron la indemnización en 50 millones de euros, según revela hoy el diario Financial Times.

Aunque Wiedeking ha anunciado que destinará más de la mitad de la indemnización (la más alta percibida por un ejecutivo en Alemania) a organizaciones de caridad, el elevado importe de la suma ha generado una gran polémica en la opinión pública del país germano.

El abogado de Wiedeking, Jobst-Hubertus Bauer, aseguró que, teniendo en cuenta su retribución y otros factores, el ex consejero delegado de la firma de Stuttgart podría haber exigido una indemnización de entre 170 y 260 millones de euros. "Pero no pidió nada, y esto es bastante generoso por su parte", añadió.

Porsche destituyó a Wiedeking y le sustituyó por Michael Macht, responsable de producción de la compañía, para facilitar el proceso de integración con Volkswagen, donde el fabricante de coches deportivos controla el 50,76% del capital y se sitúa como primer accionista.