Motor

GM descarta a BAIC en la puja por Opel y negocia con Magna y RHJ

General Motors ha decidido desechar la oferta del fabricante chino de automóviles Beijing Automotive Industry Corporation (BAIC) por su filial Opel, y seguirá negociando al respecto con la compañía canadiense Magna y con la sociedad belga RHJ International. "Hemos tenido una buena y amable negociación", explicó John Smith, máximo responsable de General Motors en estas conversaciones. No obstante, aseguró que han "acordado continuar las conversaciones detalladas" con los otros dos candidatos.

El ganador no se conocerá, previsiblemente, hasta mediados del mes de agosto. En un principio se había dado por hecho que el adjudicatario sería Magna. Ayer, no obstante, la secretaria general de Industria española, Teresa Santero, quien participó en una reunión entre responsables de la compañía y representantes de los países en los que GM Europa tiene presencia, aseguró que GM tiene "puntos de discrepancia relevantes" con Magna .

Los planes de Magna para Opel suponen una reducción de la plantilla que afectaría a unos 10.000 empleados. De ellos, hasta 1.600 corresponderían a la planta de Figueruelas, donde se producen los modelos Corsa y Meriva. Por su parte, RHJ International ha planteado un ajuste de plantilla para 9.900 trabajadores de Opel y un redimensionamiento de Figueruelas.