Cierre

La principal agencia de viajes para emigrantes deja en tierra a 4.000 clientes

El cierre, presuntamente fraudulento, de la agencia de viajes Latino Express, especializada en emigración, deja un descubierto de 3,2 millones que afecta a Iberia, Lan, Santa Bárbara, Aero Sur y Air Comet. IATA le ha retirado la licencia igual que a Robinson Tours.

La principal agencia de viajes para emigrantes deja en tierra a 4.000 clientes
La principal agencia de viajes para emigrantes deja en tierra a 4.000 clientes

Cinco aerolíneas con importantes agujeros en sus ya maltrechos ingresos a causa de la crisis aérea y 4.000 emigrantes latinoamericanos afectados; tal es el resultado del cierre de la agencia de viajes especializada en tráfico étnico y la desaparición de sus propietarios.

El pasado 3 de julio las principales líneas aéreas que ofrecen vuelos entre España y distintos aeropuertos de América Latina recibieron una comunicación de una de las agencias de viajes asentadas en España que cuentan con una mayor tradición en la venta de billetes a emigrantes latinoamericanos: Latino Express.

En la misiva, su dueño Robinson Martínez, de nacionalidad dominicana, comunicaba la dad dominicana, comunicaba la venta del negocio a una persona que identificó como Víctor Manuel Fernández Herrera.

Dos semanas después, el 14 de julio, el nuevo dueño despedía sin previo aviso a los 15 trabajadores de la empresa con sede en Madrid y, al día siguiente, no efectuaba los pagos al banco de consolidación de billetes aéreos BSP que gestiona la Asociación Internacional de Compañías Aéreas (IATA).

La patronal suspendió de inmediato la licencia de la agencia para emitir billetes aéreos e intentó ponerse en contacto con el nuevo titular de Latino Express y también con su antiguo dueño, sin conseguirlo. De manera preventiva, retiró igualmente la licencia de otra agencia de viajes, Robinson Tours, cuyo dueño es el mismo que hasta hace menos de un mes era propietario de Latino Express.

Las afectadas por el impago al BSP son las cinco principales compañías aéreas que operan rutas entre España y Latinoamérica: Iberia, Lan Chile, la boliviana AeroSur, la venezolana Santa Bárbara y Air Comet, del grupo Marsans.

Fuentes de las compañías perjudicadas aseguran que en el pago que Latino Express debía hacer el pasado día 15 de julio al banco BSP ascendía a 1,7 millones de euros por los billetes vendidos durante el mes de junio. Estiman, igualmente que el montante de los títulos comercializados entre emigrantes en los 14 primeros días de julio suma 1,5 millones, por lo que la cuantía total del descubierto se eleva al menos a 3,2 millones.

Las fuentes citadas explicaron que los dueños de Latino Express han rebajado de manera artificial los billetes que han vendido durante los últimos meses para maximizar sus ingresos, a sabiendas de que no iban a cumplir sus obligaciones con las aerolíneas y el BSP.

4.000 afectados que podrán volar

El cierre de Latino Express ha generado una gran inquietud entre un amplio colectivo de emigrantes latinoamericanos, estimado en unos 4.000, que en los últimos dos meses han comprado en la agencia billetes para visitar sus países de origen. Fuentes de las compañías afectadas han asegurado que, a pasar de que Latino Express no haya pagado los importes de sus boletos al BSP, y por tanto a las aerolíneas que los van a transportar, los títulos que emitió tienen total validez. Los emigrantes podrán hacer uso de ellos y los verdaderos damnificados son las compañías aéreas. Algunas aerolíneas, como Iberia, suscribieron en su día un seguro para evitar las pérdidas que pudiera ocasionarle un incidente en su canal de ventas tal como el que ha acontecido. El resto de las compañías, al parecer, no tenían contratadas coberturas similares. En el caso de Air Comet las deudas que le deja el cierre de Latino Express ascienden a unos 300.000 euros. La presunta estafa ha creado una situación de incertidumbre sobre el mercado de vuelos étnicos.