Ordenadores

El mercado español de PC sufre una caída histórica del 22,8%

Desplome en el mercado español de ordenadores personales. En el segundo trimestre del año se vendieron 947.568 equipos, lo que supone una nueva caída histórica del 22,8%, según los datos de IDC.

Las alarmas han vuelto a sonar entre los fabricantes de ordenadores personales. El mercado español de PC vuelve a sorprender negativamente en el segundo trimestre del año. Entre abril y junio, se han vendido 947.568 equipos, lo que supone un 22,8% menos que en el mismo trimestre de 2008, según los datos preliminares de IDC. Una caída que llueve sobre mojado, porque en el primer trimestre el sector ya sufrió otro derrumbe del 15,5% frente al primer trimestre del pasado año.

La realidad ha vuelto a superar las previsiones de los analistas. IDC había estimado una reducción de las ventas del 2,6%. Además, el escenario se complica aún más si a estos datos se une la erosión de precios que ha experimentado el sector, con una disminución estos meses en torno al 30%, lo que podría suponer una caída en facturación de más del 40%, según explican fuentes de la industria, que achacan esta fuerte bajada de los ingresos al efecto de los netbooks (equipos pequeños de bajo precio), que ya representan el 20% del mercado total de los portátiles.

La preocupación de los fabricantes de PC se agrava especialmente porque aseguran que el mercado español se ha comportado mucho peor que el de otros países de su entorno. "España es el país de Europa con mayor decrecimiento", insiste Salvador Cayón, director de Márketing de Sistemas Personales de HP. Por ejemplo, Italia ha caído un 3,6%, Francia un 3,7% y Reino Unido un 7,2%. Mientras, Alemania sube un 0,2% y Portugal un 61%, animado por iniciativas gubernamentales de impulso a la compra de PC.

En España, ningún entorno ni segmento se salva de los recortes. Las empresas han comprado un 35,8% menos de PC y en consumo las ventas han caído un 12%. Por tipo de equipo, los de sobremesa han bajado un 33% y los portátiles un 17%. "La situación es crítica porque el ordenador es una herramienta de productividad y en España la penetración de estos equipos es inferior a otros países europeos", añade Cayón.

El ránking sigue liderado por Acer, con un 32,9% de cuota, que ha subido casi 6 punto frente al mismo trimestre de 2008. La firma taiwanesa se ha beneficiado de su apuesta por los netbooks. La segunda es HP, que pese a haber caído un 27,2% frente al mismo periodo del año anterior, mantiene una cuota del 25,8%, una de las más altas de la compañía en Europa. Dell y Toshiba les siguen con cuotas del 6,2% y 5,5%; ambas han caído un 46,2% y un 24% frente a los meses de abril-junio del año pasado. La firma que más ha crecido en el trimestre es Samsung (un 65,9%), aunque su cuota es del 2,1%.