De ruta

Una escapada al microclima de Lozoya para huir del calor

El valle es una de las zonas más visitadas de la sierra madrileña.

El Valle de Lozoya se encuentra al noroeste de los Montes Carpetanos y al este de la Sierra de la Morcuera. Es una de las zonas más visitadas de la sierra madrileña. Esta situación le confiere unas características climáticas muy especiales.

Gracias al efecto barrera que provoca la Sierra de Guadarrama, con elevaciones cercanas a los 2.000 metros, este enclave goza de unos parámetros climáticos a escala local claramente diferentes a los de las zonas contiguas de la meseta castellana. De este modo la precipitación es mucho más abundante y las temperaturas son menos cálidas. Debido a este clima especial podemos encontrar tanto especies vegetales típicas del centro de la península como especies más propias de la zona norte. Hace siglos era una zona en la que se vivía de la ganadería, y esto se puede apreciar con el paso por los pueblos que rodean al valle que están llenos de restos de tradición ganadera. æpermil;ste es uno de los motivos por el que se puede saborear una de las mejores carnes de Madrid.

El río Lozoya nace en la famosa Bola del Mundo de Madrid y recibe aportaciones de numerosos ríos cercanos. Los bosques de esta zona son bastante espesos y frondosos y en invierno se convierte en un sitio muy frío. Por este motivo, muchos madrileños aprovechan los fines de semana de diciembre para subir a esquiar.

Como monumento para visitar encontramos el Paular. Un antiguo monasterio a pocos kilómetros de Rascafría. En él hay distintas obras de arte, pero como curiosidad, en el claustro-cementerio hay tres antiguos relojes de sol. Uno de ellos es el único que existe en España que marca las horas babilónicas, es decir, aquellas que han pasado desde que sale el sol.

Justo enfrente del monasterio se puede admirar el puente del Perdón, que servía de acceso para los monjes hacia el molino de papel de los Batanes. Con el papel del molino se imprimió la primera parte del Quijote. También era un lugar donde se juzgaba a los delincuentes.

En marcha

Oteruelo. Este municipio comparte ayuntamiento con Rascafría y se encuentra a pocos kilómetros del Paular. Es un pueblo antiguo rodeado de caminos. En el casco urbano hay una mezcla de edificaciones nuevas y antiguas que hacen del municipio un lugar particular.

Rascafría. Es el tercer municipio con mayor extensión de la comunidad de Madrid. Un pueblo antiguo, con casas de típica estructura serrana y grandes chimeneas, ya que el invierno es bastante duro.

La Pinilla. Es una localidad que perteneció a Segovia hasta 1.833. Como en todos los pueblos de alrededor, las casas están preparadas para las bajas temperaturas del invierno y las fuertes nevadas. En la Pinilla se puede disfrutar de una bonita ermita y de una antigua iglesia. Una de las actividades que más éxito tiene en esta zona de la sierra es el esquí.

Lozoya. Su río lleva abasteciendo de agua a la ciudad de Madrid desde el siglo XIX. El edificio del ayuntamiento presume de una bonita fachada barroca y de la famosa Fuente de los Cuatro Caños. Es un espacio que merece todas las visitas que recibe.

Alameda del Valle. Ocupa una estrecha franja perpendicular al río Lozoya y el núcleo de población está a la izquierda de éste. Es un municipio de tradición agropecuaria con pequeñas propiedades donde se alternan los prados con los frutales. Lo más curioso es el monumento al Hombre del Campo, un merecido homenaje a todos los que se han ganado la vida en este medio.

Un alto en el camino

Comer

El Colorao. Es un restaurante especializado en carnes y pescados. Tiene un comedor con vistas a la sierra y cuenta con una terraza privada para eventos especiales también con bonitas vistas a los picos de la sierra madrileña. C/. Grande, 29 - Alameda del Valle. Tel: 91 869 14 15

El Boliche. Este restaurante está especializado en jugosas y deliciosas carnes hechas a la parrilla al más puro estilo serrano. C/ Río, 13 - Alameda del Valle. Tel.: 918 691 352

Caldea. La comida que ofrece es tradicional y basada en productos típicos de la zona. Se trata de un antiguo pajar rehabilitado en el pintoresco pueblo de Rascafría. Avenida del Paular 37, Rascafría. Tel.: 918 690 032

Dormir

El Refugio de la Saúca. Es un tipo de alojamiento pensado para un turismo alternativo, inspirado en la tranquilidad y belleza del entorno que nos rodea, completándolo con actividades que den a conocer y respetar el medio natural. La cadena El Refugio siempre piensa en el viajero a la hora de crear sus hoteles. Travesía de la Huertas, nº 3 Alameda del Valle.

El Rincón de Paulino. Se pueden pasar unos días de descanso ya que las habitaciones son pequeños apartamentos. Hay cinco y están a disposición de todo el que quiera escaparse del centro de Madrid ya pasar un tiempo respirando tranquilidad y aire puro de la sierra. Travesía San Vicente nº 8, Lozoya.