CincoSentidos

Una tienda de antigüedades abierta las 24 horas del día

Las subastas online atraen a compradores de cualquier rincón del globo.

Una tienda de antigüedades abierta las 24 horas del día
Una tienda de antigüedades abierta las 24 horas del día

Sala Retiro lleva un lustro organizando subastas en internet. Desde entonces ha adjudicado a golpe de ratón miles de lotes por un importe de 4 millones de euros. Desde un dibujo de Dalí vendido en 5.500 euros a un bajo Hoffner autografiado por Paul McCartney rematado en 18.000 euros. Los compradores están en cualquier rincón del mundo, en Japón, Sudáfrica o Australia. Precisamente allí, un coleccionista se quedó con un lote de porcelanas de la marca Royal Doulton. Por cierto, el transporte resultó más caro que las porcelanas.

Las subastas online son un canal de futuro, especialmente en el mercado de objetos singulares y antiguos más económicos que los ofrecidos en las subastas tradicionales. "La difusión es mundial y por ello la cantidad de clientes tanto potenciales como finales es muchísimo mayor", destaca José Pedro Bailén, director general de Sala Reitro, de Caja Madrid. Otro punto a su favor es la comodidad. Como señala Macarena Durán, directora de Eduran.com, la casa de subastas por internet del grupo Durán, "la tienda siempre está abierta".

Los clientes valoran la comodidad, poder comprar en cualquier momento, desde cualquier ordenador. Cuantos más interesados, más aumentan las pujas, apunta José Pedro Bailén. Recuerda la venta de una sortija de platino con brillante de 7 quilates por 34.900 euros, cuyo precio de salida era de 24.00 euros.

Internet seduce a más compradores de arte y objetos de colección. Un número importante conoce el mundo de las subastas, rondan los 50 años, cuentan con un nivel adquisitivo medio-alto y para ellos manejar un ordenador no es problema, aunque son los jóvenes los que mejor se desenvuelven con la tecnología, reconoce Macarena Durán. "Conectan con nosotros por correo electrónico y hacen las pujas directamente a través de internet", explica.

Persiguen grabados del siglo XIX con vistas arquitectónicas, de interiores de iglesias, conventos, catedrales, también con panorámicas urbanas, y objetos relacionados con la vida rural y aperos del campo. En el caso de Sala Retiro, la búsqueda se amplía a las joyas, piezas de oro y relojes de marca. Los carteles atraen especialmente al público más joven. La Sala de Subastas Soler y Llach de Barcelona lleva cinco años subastando en internet carteles y filatelia y no deja de llamarles la atención el interés que existe en Japón por carteles de la saga de La Guerra de las Galaxias.

Objetos singulares y, por lo general, a buen precio, aunque internet a veces sorprende. Un ejemplo son los 1,2 millones de dólares (unos 770.000 euros) que un comprador ruso pagó en abril de 2008 por un violín Stradivarius vendido en Nueva York por Christie's a través de Christie's Live, una herramienta tecnológica que permite pujar en vivo desde todos los rincones del globo. "Christie's Live ayuda a los clientes a superar las barreras del idioma", señalan en la subasta para explicar las razones del éxito del canal online. Las ventas hasta junio han aumentado un 105% respecto a la primera mitad de 2008 y se han vendido un 41% más de lotes.

Una moderna forma de pujar por el objeto de arte deseado que no interpretarse como una amenaza para las subastas tradicionales. "Son un complemento sin el cual ya no se entienden las subastas presenciales. La subasta tradicional no desaparecerá de momento. Hay un tipo de producto exclusivo y de precio muy elevado que tiene su hueco en las subastas en sala", añade José Pedro Bailén.

En 2008 un comprador ruso compró en Christie's un violín Stradivarius por 770.000 euros

Un éxito ligado a la tecnología

Sala Retiro (www.salaretiro.com) firmó un acuerdo en 2004 con Ebay y un año después organizó su primera subasta online con joyas procedentes del Monte de Piedad. En la subasta del pasado mayo, se ha vendido el 90% de los lotes. A partir de 2010, canalizará las ventas por internet a través de su propia plataforma tecnológica, aunque seguirán colaborando con Ebay.

Eduran.com (www.eduran.com) ha venido realizando una subasta online mensual, aunque en la actualidad la actividad está parada debido a mejoras informáticas. La casa prevé reanudar las subastas online a finales de año.

Soler y Llach (www.soleryllach.com) se estrenó con una subasta online en 2004 puntualmente para numismática y carteles. Su experiencia está condicionada, afirma el gerente Xavier Soler, a la lentitud del canal, pues muchas de sus subastas contienen miles de lotes que deben ofrecer en pocas horas e internet ralentiza los procesos.

Esa lentitud es la que hizo fracasar el canal online de Sotheby's. "Había un retraso de medio minuto en las pujas por la web, es mucho tiempo en un subasta, así que dejamos de organizarlas", dicen en la firma.

Amenaza

Los responsables de las salas online coinciden en que internet debe ser entendido como un canal de ventas adicional y no sustitutivo. Como tal, debe ofrecer al cliente las mismas garantías de confidencialidad y servicio posventa de la subasta tradicional.