Diario de a bordo

Los mercados se aplican la 'crema toffana'

La Bolsa ha liquidado las posiciones cortas

En el libro del zoólogo Desmond Morris titulado La mujer desnuda se cuenta una curiosa historia. Resulta que en la Italia del siglo XVII había una crema para las mejillas muy popular entre las damas, que fabricaba una señora conocida como Gulia Toffana. Debido a ello se llamaba la Crema Toffana. Sólo se vendía en entrevistas a solas entre la clienta y la señora Toffana, lo cual no impidió su éxito, pues parece que llegó a tener nada menos que 600 clientas.

Ustedes pensarán que qué bárbaro, debía ser buenísima para la piel. Pues sí, la crema era buenísima, pero no para la piel precisamente, sino como efectivo método de... liquidar al marido. Sí, la crema llevaba arsénico y otros compuestos mortales y, siguiendo instrucciones de la señora Toffana, la dama, con cuidado de que no llegar a ingerirla, se la colocaba en las mejillas antes del encuentro amoroso con su marido...

Claro, cuando llegaba el médico la viuda decía que el óbito había sido causado por la fogosidad...

La volatilidad se dispara durante la presentación de resultados de julio

Según Morris, nada menos que unas 600 mujeres asesinaron a sus maridos con esta técnica. Hasta que en 1709 la señora Toffana fue descubierta, siendo torturada y ejecutada, como era costumbre...

La Bolsa empezaba la semana bajista y con malas perspectivas, pero ante tal peligro se puso en sus mejillas la crema toffana, y liquidó de manera fulminante a todos los cortos, justo cuando más fogosas andaban estas posiciones, pues la verdad es que con el gráfico en la mano parecía que estábamos confirmando una peligrosa figura de H-C-H. Pero no fue así, la cercanía del vencimiento de derivados del viernes, la volatilidad enorme que suelen tener la publicación de resultados en julio y la ausencia destacada de volumen han exagerado la reacción alcista.

Según tickersense.com, cuando la temporada de publicación está en su punto álgido, la volatilidad está disparada siempre, con una media de rango entre el máximo y mínimo del S&P 500 de entre 20 y 30 puntos.

El máximo de desmadre y de volatilidad se alcanza de media exactamente en las inmediaciones del 18 de julio.

El día en que más publicaciones salen de media es el 26 de julio, para a partir de ahí empezar a descender violentamente la volatilidad conforme bajan rápidamente las publicaciones. En pocos días se baja a la mitad de rango entre el máximo y mínimo del S&P y tras la primera decena de agosto llegará el mercado muerto y sin volatilidad donde se llega de media a cinco puntos de rango, casi cinco veces menos que ahora.

En el gráfico de arriba vemos en qué momento tan importante estamos. La directriz bajista es perfecta en este gráfico logarítmico y de nuevo se llega a su altura en el futuro del Euro Stoxx. Hasta el rabo todo es toro en análisis técnico, y de nada sirve pegarse a la directriz si no se termina por romper. Si se rompe, podríamos estar en una situación muy parecida a la de 2003, además se confirmaría un H-C-H invertido con mucha proyección alcista. No obstante hay que tener en cuenta que estos niveles clave cuesta bastante tiempo atacarlos en serio. Fallar justo a la altura de la directriz sería una mala señal. Para romper un nivel así con garantías desde luego se necesitaría un buen volumen de confirmación, y de momento ha sido muy bajo.