Motor

RHJ secunda a Magna y BAIC y prevé reducir plantilla en Figueruelas

Igual que la empresa de componentes de automóviles Magna y la china BAIC, el plan del fondo de inversión belga RHJ International para Opel (General Motors) contempla reducir el tamaño de la planta de Figueruelas (Zaragoza) y recortar plantilla. RHJ maniobra así hasta que reabra, en 2012, la fábrica alemana de Eisenach, para la producción de la próxima generación del modelo Corsa.

El fondo belga compite con Magna y BAIC por hacerse con el control de Opel. Según el documento del plan de reorganización de RHJ, prevé el recorte de 9.900 puestos de trabajo en Europa, de los que 8.100 se perderán en el área de producción. En el caso de Figueruelas anuncia un recorte de plantilla, pero no especifica, aunque algunos medios de comunicación hablan de 1.300 puestos menos de trabajo. Otra de las medidas que contempla el plan de RHJ es el cierre de la planta de Opel en Amberes (Bélgica) en marzo de 2010, así como la reducción del volumen de la factoría alemana de Bochum hasta dos turnos de trabajo en 2011 para la construcción del Zafira. Igualmente, la empresa rebajará el volumen de la factoría de Ruesselsheim y parte de su producción se trasladará a Bochum.

El fondo también prevé reducir la fábrica de la firma automovilística alemana en Luton (Reino Unido), que comparte con la Renault, en el caso de la marca gala decida abandonar esta planta. La intención del fondo belga es lograr una facturación para Opel que ronde los 16.900 millones de euros en 2009 y así alcanzar una cifra de negocio de 23.600 millones de euros en 2014.