'Telecos'

Vodafone, Jazztel y Orange se imponen en móvil y banda ancha

El mercado sigue creciendo, con cada vez más 'infidelidad' de los clientes en busca de mejores precios, según la CMT.

El mercado de telecomunicaciones sumó en mayo un mes más de crecimiento, más fuerte en telefonía móvil que en banda ancha, pero al alza al fin y al cabo en todos los segmentos salvo en las líneas de telefonía fija, según el último recuento de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

Eso no quiere decir que la caída del consumo y la crisis no estén pasando factura. Los crecimientos son más limitados que en otros tiempos en banda ancha -46.397 altas en mayo-, las líneas de telefonía fija siguen cayendo y sólo el móvil se mantiene casi al mismo ritmo -179.407 altas-. Pero donde más se percibe la tormenta financiera es en la infidelidad de los clientes, que han dejado atrás su habitual atonía y se mueven en busca de mejores precios.

Telefónica es la principal afectada por este comportamiento de los abonados. Otro mes más, la compañía pierde cuota de mercado ante sus rivales. En móvil, la caída es hasta el 43,7%; en banda ancha, su cuota baja al 55,9%.

Estas reducciones se explican por la evolución de Telefónica en captación de clientes. En telefonía celular, su cuota fue negativa, lo que significa que perdió más clientes de los que ganó en el cómputo trimestral de marzo a mayo que hace el regulador del mercado.

La ganadora de esta pérdida es, esta vez, Orange, que lidera la captación de clientes celulares en el trimestre. La filial de France Télécom ha ido mejorando paulatinamente sus cifras y se ha hecho con casi un tercio de las líneas que se han puesto en el mercado.

Detrás de Orange se coloca Vodafone, que mantiene su fortaleza, al igual que Yoigo, que sigue creciendo en cuota con una captación muy superior a su presencia en el mercado.

Los datos del trimestre muestran también una buena evolución de los operadores móviles virtuales, que en su conjunto captan casi el 38% de los clientes entre marzo y mayo y elevan su cuota hasta el 2,4%.

En el campo de la banda ancha, la situación es parecida: Telefónica pierde ritmo frente a rivales que se muestran muy fuertes.

En los últimos tres meses, el ex monopolio ha conseguido sólo el 17% de los clientes, cuando no hace tanto conseguía atraer a sus filas a tres de cada cuatro. Esta proporción está muy cerca del mínimo histórico de la compañía.

La otra cara de la moneda la forman las operadoras de ADSL, con Jazztel y Vodafone a la cabeza. Estas dos firmas junto con Orange consiguieron sumar el 66,65% de los nuevos abonados en el trimestre, dos de cada tres.

Las operadoras de cable, en cambio, siguen con cuotas de captación discretas, algo inferiores a las de Telefónica.

La tendencia de los clientes a cambiar de operador vuelve a quedar clara en los datos de portabilidad, los abonados que se llevan su número de teléfono a otra compañía. En telefonía fija, fueron 126.836 los que lo hicieron, el segundo mejor registro en doce meses. En móvil, fueron 336.655.

En cualquier caso, la previsión es que las cifras de Telefónica mejoren tanto en banda ancha como en móvil en el próximo recuento, ya que saldrá de la media el mes de marzo, que fue muy negativo para ella.