Audiovisual

Vértice refuerza su gestión para ganar eficiencia y crecer

Nuevos accionistas, nuevo director general y por delante la tarea de consolidar un grupo formado por decenas de adquisiciones y prepararlo para crecer. El grupo audiovisual Vértice cree que lo peor de la crisis ha pasado y confía en la multiplicación de canales y las posibilidades de la TDT para explotar al máximo su catálogo de contenidos.

La entrada de Thesan, gestora del banco Nomura, en el capital de Vértice va dejando poco a poco su impronta en la compañía, hasta el punto de que uno de sus ejecutivos ha ocupado el puesto de director general de la firma audiovisual. Desde ahí y de la mano del presidente, José María Irisarri, el reforzado equipo gestor se ha marcado como objetivos consolidar e integrar Vértice por dentro para que puedan dar resultados hacia fuera en forma de crecimiento y captura de las oportunidades que se presenten.

"En dos años, Vértice ha digerido la fusión de 17 compañías y para eso se necesita recorrido. En diciembre estará todo muy acabado, con un horizonte prometedor", explica Irisarri, en un encuentro con periodistas.

La cúpula directiva está convencida de que cuenta con los mejores profesionales en cada campo -producción, distribución, servicios audiovisuales...- y que lo que necesitan es una estructura que les respalde y que logre sacar el mayor partido a su trabajo. De eso se ocupa el nuevo director general, Saúl Ruiz de Marcos, encargado de unificar los procesos administrativos y de todo aquello que no sea exclusivo de cada división de la compañía. El objetivo es buscar la mayor eficiencia de estos procesos y recortar costes, pero con la vista puesta "en el crecimiento", señala.

Esta racionalización de la estructura interna permitirá un mejor enfoque para sentar las bases del crecimiento. "Tenemos que estar presentes en todas las ventanas que nos permitan colocar contenidos", asegura Irisarri. La TDT será una de ellas. Vértice cuenta con que la multiplicación de canales les abra la puerta de una explotación al máximo de su catálogo de contenidos, con la posibilidad de nutrir a canales temáticos y de segmentar sus fondos para vender paquetes a las televisiones. Eso sí, unido a dos o tres cadenas generalistas fuertes, ya que son las que respaldan las grandes producciones de cine y televisión en las que participa Vértice.

Otro campo de crecimiento son las externalizaciones que hacen las televisiones y de las que Vértice se hace cargo. La compañía asume ese servicio y se lo presta no sólo a la cadena que lo ha externalizado sino también a otras. La última pata de nuevas oportunidades es la internacionalización, con la intención de exportar los formatos que poseen a cadenas extranjeras.

Pero eso no impedirá a Vértice seguir identificado y atrayendo lo que llaman talento para integrarlo en la empresa. La crisis hace difícil las compras por los problemas de financiación, reconocen los directivos, pero se pueden buscar otro tipo de soluciones para incorporar nuevas compañías o personas.

Mejoras en el segundo trimestre

Los directivos de Vértice reconocen que la crisis, la caída de actividad y la incertidumbre regulatoria que hay en el sector audiovisual les ha afectado. Eso se ha visto en los resultados del primer trimestre, con una subida del 4,6% en los ingresos, pero con un recorte del 62,5% en el Ebitda y pérdidas netas.

Estas cifras se debieron a la menor actividad de las televisiones, impactadas por la reducción de la publicidad, y al estreno de menos películas. Pero la compañía está convencida de que va a remontar a partir de ahí. "Creemos que lo peor ha pasado, salvo imprevistos", asegura Ruiz de Marcos.

Para realizar esta afirmación, el ejecutivo se basa en los datos del segundo trimestre, que muestran cierta recuperación, y en la previsión de un buen segundo semestre. Los productos de la película Pagafantas esperan cerrar el ejercicio con una subida de ingresos y con un Ebitda más o menos estable.