Tarifas

El Gobierno elimina la penalización por el exceso de consumo de electricidad

El Gobierno decidió eliminar la penalización que cobraban las eléctricas hasta el 1 de julio a aquellos clientes que consumieran más de 500 kilovatios/hora al mes, según confirmaron hoy fuentes ministeriales.

Coincidiendo con la entrada en vigor de la tarifa de último recurso (TUR), la única que fija desde este mes el Ejecutivo, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio optó por simplificarla al máximo.

De este modo, el departamento que dirige Miguel Sebastián suprimió el recargo que existía para quienes consumieran más de 500 kW/h al mes, una petición que había demandado en repetidas ocasiones el colectivo de familias numerosas, quienes ahora felicitan al Gobierno por esta decisión.

Además, las mismas fuentes explicaron que una vez en vigor la TUR, con sólo dos modalidades (normal o con discriminación horaria), serán las comercializadoras las que tendrán que vender la electricidad a sus clientes a un precio determinado en función de su consumo, si quieren que esté acuda al mercado libre.

De lo contrario, siempre que el consumidor tenga una potencia contratada inferior a los 10 kW, podrá permanecer acogido a la tarifa "refugio", un 2% más cara desde comienzos de mes para la mayoría de los que están sujetos a ella y no son "pequeños consumidores" -por debajo de 3 KW-.

Para los colectivos con mayores dificultades, en los que se incluyen a los pensionistas con retribuciones mínimas, las familias numerosas o con todos los miembros en paro se congelará el precio de la electricidad hasta 2012, siempre que pidan el "bono social".

Según los datos recogidos, hasta ahora unos 30.500 usuarios lo han solicitado, en tanto que a 2,7 millones de clientes se les aplicó directamente por tener en sus hogares una potencia contratada inferior a los 3 kilovatios (kW).

Estas cifras están aún lejos de los 5 millones de hogares que el Gobierno prevé que se beneficiarán del bono social.