Pandemia

El bebé de la primera víctima de gripe A en España muere por un error médico

Rayán, el bebé de prematuro de Dalilah, la primera víctima mortal de gripe A en España, ha muerto por un "terrorífico error profesional" al serle administrada la alimentación por vena en vez de por la sonda nasogástrica, informaron responsables del Hospital Gregorio Marañón en rueda de prensa.

El bebé de Dalilah, la joven de 19 años que fue la primera víctima mortal de gripe A en España, había nacido por cesárea con siete meses cuando su madre, de origen marroquí, se encontraba en coma horas antes de morir.

El director gerente del hospital, Antonio Barba Ruiz de Gauna, visiblemente afectado, ha explicado que el personal de enfermería "ha confundido la vía de administración de una fórmula láctea específica para niños prematuros y la ha introducido en vena, cuando debía ir por la vía nasogástrica".

El niño, que nació por cesárea en la semana 28 de gestación, no se infectó de gripe A, a pesar de que sí padeció esta enfermedad su madre, Dalila, una joven de 20 años, se contagió de gripe A durante el embarazo y falleció a causa de esta enfermedad el 30 de junio.

"Es una gravísima negligencia que no tiene excusa", porque en el envase viene "perfectamente especificado", pero "por un error que desconocemos, el profesional se equivocó" al administrarle el producto. Barba ha dicho que "el hospital asume toda la responsabilidad posible tanto humana como patrimonial, aunque sabemos que cosas como ésta no se pueden reparar".

El niño "estaba evolucionando bien", cuando ayer, a las nueve de la noche se le administró este producto por vía errónea y, aunque se detectó el error a las 22.10 horas y los sanitarios "se pusieron a trabajar con el niño" y "se activaron todos los protocolos e intentaron limpiarle la sangre", Rayan ha fallecido esta mañana.

Barba ha dicho que "la familia está destrozada" y agregó que para él, personalmente, "ha sido uno de los peores momentos de mi vida profesional. El director gerente ha sido avisado de este caso hoy por la mañana y ha dado parte a la Consejería de Sanidad, "que está también sobrecogida".

Respecto a la posibilidad de que la familia de Rayan denuncie al hospital por negligencia, Barba dijo que "asumen todas las responsabilidades humanas". Ha agregado que en el caso de la madre, "se podría discutir, pero en este no hay ninguna excusa" y, de hecho, se ha abierto una investigación interna sobre la persona que cometió el error. Concretamente, será la Consejería de Sanidad la encargada de investigar el caso.