Bolsa de Nueva York

Goldman provoca el rebote en Wall Street tras cuatro semanas de caídas

Punto y final a cuatro semanas de corrección. La Bolsa de Nueva York consiguió hoy consolidar el rebote impulsado por el tirón de los valores bancarios. Las optimistas expectativas sobre los resultados de Goldman Sachs, que presentará sus cuentas mañana, animaron las compras en el parqué. Al cierre, el selectivo S&P500 superó la barrera de los 900 puntos, y se apuntó un 2,49%.

El optimismo impregnó Wall Street en esta primera sesión de la semana. Las expectativas de que los resultados de Goldman Sachs y otras entidades financieras estadounidenses serán positivos insuflaron un soplo de optimismo a unos inversores sin referencias macro por las que guiarse. Al cierre, el Dow Jones se apuntó una subida del 2,26% y el selectivo S&P500 se disparó un 2,49%, superando así la barrera de los 900 puntos. El tecnológico Násdaq, más moderado, se anotó un 2,12%.

La banca volvió a 'tirar' de Wall Street. Y es que la espera por las cuentas empresariales de las grandes financieras está resultando más dulce de lo esperado. El motor de las subidas de hoy fue, precisamente, Goldman Sachs. La entidad, que presentará resultados mañana, ha recibido una mejora de recomendación por parte de una de las principales analistas, Meredith Whitney, quien ha elevado su consejo hasta 'comprar'. De ahí que sus títulos hayan sido los que han registrado las mayores subidas, al repuntar un 5,34%.

En una semana clave para la banca, ya que las principales entidades desfilarán por la pasarela de resultados los próximos cinco días, el optimismo hacia Goldman se extendió a otros bancos, y es que, muy buenas son también las previsiones que los analistas vaticinan para Bank of America. Los expertos aseguran que las acciones de esta entidad están relativamente baratas si se comparan con su valor contable. Al cierre, esta entidad se vió beneficiada del anuncio, y se apuntó una subida del 9,34%.

DOW JONES 35.227,03 1,87%

A la espera de nuevas referencias macroeconómicas que aporten más información sobre el estado de salud de la economía estadounidense, los operarios permanecieron atentos a las palabras de Geithner. El Secretario del Tesoro ha insistido en que aún queda mucho por hacer para recuperar el crecimiento sano de la economía y ha reconocido que aún hay riesgos importantes en el panorama económico. No obstante, Geithner no quiso dejar un mal sabor de boca en los mercados, y al cierre de su exposición, señaló que existe una buena posibilidad de que en los próximos dos trimestres EE UU y otras economías del mundo vuelvan a registrar tasas positivas en su PIB.

Todos los valores cierran en verde

El sector financiero contagió a las compañías industriales y tecnológicas en su afán de remontada, y al cierre, ninguno de los 30 valores que cotizan en el Dow Jones sufrió pérdidas.

Los mayores avances los registró el sector bancario, siendo Bank of America la entidad que se anotó las mayores subidas (+9,34%). Las acciones de las demás financieras también experimentaron fuertes repuntes: JP Morgan (+7,33%) y American Express (+5,60%).

El sector industrial también disfrutó de importantes avances, incluido General Electric, que subió el 6,31%, y el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar, con una revalorización de sus títulos de 4,16%.

Más moderadas fueron las ganancias de farmacéuticas y tecnológicas que, en cualquier caso, vieron como sus acciones se apreciaban por encima del 1%. En concreto, y en lo que respecta a las farmacéuticas, Pfizer y Merck se apuntaron sendos avances del 3,94% y 1,40%. Por su parte, los títulos de las 'telecos' Microsoft y United Tech subieron un 3,75% y 3,59% respectivamente.

El petróleo de Texas bajó hoy el 0,33% y cerró a 59,69 dólares el barril, con lo que se mantiene a menos de 60 dólares por segunda sesión consecutiva y en el nivel más bajo desde mediados de mayo pasado.